Home > Columnas > Hoy le toca actuar al Estado con energía ¡Es la hora!

Hoy le toca actuar al Estado con energía ¡Es la hora!

///
Comments are Off
Columnista

Hoy le toca al gobierno poner a funcionar todos los recursos para formar un frente de seguridad de prevención y reacción en coordinación total de las instituciones del Estado, para garantizar la paz de Guatemala, le han orillado a tomar medidas extremas como pena de muerte, estado de sitio de coyuntura, inteligencia de seguridad, PNC, GP, Ejercito y toda institución de seguridad del Estado a trabajar con energía por la vida y seguridad de los guatemaltecos.

No es fácil gobernar a una sociedad en donde se dejaron escapar la disciplina, el respeto, el trabajo honrado, la honestidad en todos los estratos sociales y en todas las entidades gubernamentales y no gubernamentales, en donde no se sabe quien sirve a quien.  Es momento de iniciar de nuevo. Se tiene que volver a implementar medidas radicales, en donde el poder del Estado se haga sentir, para retomar la entrega ciudadana en donde se respeten los derechos y las obligaciones que debe tenerse para hacer una patria como la que soñamos, en donde haya paz, armonía y prosperidad.

Hoy le toca al gobierno tomar medidas totalitarias para empezar de nuevo, esta anarquía puede terminar con nuestra patria, en donde hay aún gente buena, solidaria y trabajadora, ¡Basta ya!  Las tendencias que nos vienen imponiendo los que manejan a su antojo a los pueblos tercermundista  nos involucran a abolir la pena de muerte, cuando ello la aplican sin atender acuerdos absurdos que permiten que la pena de muerte la apliquen los malos a los buenos, nos inducen a preparar a los corruptos, al narcotráfico, a los disociares, extorsionistas, la explotadores,  a la trata y cuantas lacras mas; y nos prohíben enseñarle a los niños a trabajar para ganarse el pan  diario, subyacentemente niegan brindar educación de calidad, haciendo cambios medalaganariamente. Estructura que tranzan cantidades millonarios para enriquecer a los que deben administrar los recursos del Estado debilitando la inversión de los programas de bienestar que no se realizan para evitar que la pobreza haga presa de los buenos para hacerlos malos, malvados y endemoniados, buscando arbitrariamente el mal por poder sobrevivir.

El Monseñor Juan Gerardi sentenció, diciendo “Guatemala Nunca más” después de 36 años de enfrentamiento armado en donde los guatemaltecos en una guerra fratricida provocada por intereses externos, provocaron la muerte de muchos, y después de la firma de la paz pesamos que esa lección no la volveríamos a repasarla, porque habíamos aprendido a vivir en paz, debiendo reconocer que fuerzas externas pretendían tomar el poder del Estado para cambiar una tendencia de convivencia social entre la democracia y la corriente socialista que después se vuelve a la calma cuando aparece la perestroika.

“No hay mañana para actuar y poner en orden, porque tenemos instituciones creadas para defender la vida, la seguridad y el orden para la convivencia de paz”.

En estos momentos en que nos encontramos en otro escenario contaminado por la destrucción de los valores humanos, las leyes sagradas y desafiado a jugar la maldad diabólica entre los hombres, contaminada por los hombres contra los hombres y desconocer las influencias externas que quieren romper la prosperidad del pueblo maya y los descendientes  de la patria que viste el azul y blanco, ¡NO DEBE PERMITIRSE! Hay que salir con todo el andamiaje de seguridad que el Estado tiene para ordenar al Estado.

 Ahora los desafiantes son la generación de los niños y los jóvenes que reclaman las riquezas sin haber trabajado, vivir de los recursos que otros han ganado o vivir con comodidades sin haberlas ganado, y que atentan profanar la paz de nuestra nación que sale de lacras que nos han gobernado y de los de abajo que quieren igualdad de agenciarse de riquezas a costas de los buenos guatemaltecos.

Hoy le toca, a los que nos gobiernan salir del escaparate y aplicar al pie de la letra las leyes que nos gobiernan, se tiene a la mano todas las fuerzas para defender la integridad del ser humano y la seguridad como bien lo indica la constitución de la República. Ser tibios en aplicar la pena de muerte, implantar el estado de sitio acorde a las circunstancias que se viven, verbigracia  Tajumulco Versus Ixchiguan, inteligencia de seguridad y ejército a trabajar por la paz y seguridad de los guatemaltecos. No hacerlo, nos dejaría con el sabor de que se ha perdido la dignidad de las instituciones que fueron creadas para salvaguardar a la Nación.

Es  la hora que demuestren que la organización del Estado es más eficiente que las organizaciones  de estos que escupen la faz de la patria. No mas espera; es la hora que se debe demostrar que las fuerzas ejecuten sus fortalezas, para saber que los recursos invertidos en su preparación son aprovechadas para terminar con los malos, y por tercera vez, es la hora, de dar paso adelante y decir a la orden de Ud. Guatemala, estamos dispuestos a poner en orden a los delincuentes, corruptos, ladrones y apátridas para lograr la paz de la nación y finalmente, es la hora, de demostrar que tenemos un frente de seguridad fortalecido y coordinados interinstitucional, que el gobierno debe liderear con enteresa para evitar se sigan dando eventos dantescos como los que han venido sucediendo en nuestra sufrida Guatemala.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com