Home > Columnas > Gracias Director Ramos

Gracias Director Ramos

opinion

El contrato social o el ´pacto político´ consiste en tener la certeza con respecto a que la vida dentro el marco societario es mucho más beneficiosa que, fuera de ella ( ´estado de naturaleza´).  Eso quiere decir que, la posibilidad de vivir una vida exitosa y plena, tiene mayores posibilidades de conseguirse ´dentro´ que, en anarquía plena.  Para que eso suceda, el ente que ostenta el poder se compromete a proveer determinadas condiciones que empoderan la vida ciudadana. Es decir,  paz, seguridad, garantía de derechos, infraestructura etcétera.

A pesar de las diferencias ideológicas que existen sobre las funciones básicas que el Estado debe proveer, un punto de encuentro lo constituye la certeza con respecto a que el Estado hará todo lo posible para defender la vida y la propiedad de los ciudadanos.   Puesto en términos más específicos,  el Estado hará todo lo posible para garantizar que el espacio público sea un ambiente de paz. A veces, las situaciones de criminalidad y delincuencia ponen en tela de juicio la certeza de disfrutar el espacio público. Aunque no todas las sociedades comprenden lo que es el espacio público o su importancia, al menos queda claro que nadie quiere morir en uso del mismo.  Cuando lo anterior se transforma en una garantía puesta en duda,  el Estado debe hacer todo lo posible para revertir la sensación de ´terror´.    Lo que sucedió la semana pasada en el hospital Roosevelt (van tres hecho de violencia en esta línea) se suma a una larga cadena de acciones violentas por parte de las maras contra el Estado.  La opinión pública, en razón de la desesperación es muy rápida para poner en la hoguera a los funcionarios públicos (y con razón).  Responsabilidad nuestra como ciudadanos es, ser productivos, respetar la ley y pagar impuestos (contribuir al sistema). Pero los funcionarios electos deben comprometerse a que el espacio público no se transforme en, tumbas colectivas.  Poca gente sabe, pero, por cifras oficiales, se puede confirmar que más de 600 intentos de generar violencia relacionadas a las pandillas han sido frustrados por la PNC.

¿Qué certeza necesitan los ciudadanos que pagan impuestos? (incluyendo todos los demás que están en la informalidad y los ´fis papá´ que evaden o defraudan al Estado): La certeza que el ente público hará lo posible por evitar estas situaciones, y cuando las mismas sucedan, las fuerzas del Estado harán uso de la fuerza letal.

En un reciente acto público el actual director de la PNC  Mgt. Nery Ramos (con presencia del Ministro de Gobernación) reiteró a los oficiales de PNC que, cuando sea necesario utilizar la fuerza, en uso del entrenamiento recibido lo hagan sin temor a las consecuencias.  Porque al final del dia,  la institución policial apoyará a sus efectivos.  Esto es algo que, ya era hora de decirse y escuchare.   No vamos a discutir en este momento si las condiciones laborales del efectivo de PNC son las mejores ( que no lo son) pero, para una profesión cuya finalidad incluye dar la vida por extraños……. al menos la certeza del apoyo institucional es lo mínimo. Para todos los ciudadanos, como para los más de treinta mil efectivos de PNC que realizan su labor a pesar de tanta carencia y tantos aspectos jurídicos que limitan su labor (contarles las balas, cobrarle las balas,  darle prisión preventiva si utiliza su arma)…. ya era hora de escuchar un discurso con sentido común.

Esto es lo normal a decirse en cualquier cuerpo de policía,  sea Nueva York,  Barcelona, Francia ….  Si la situación es de gravedad, se necesita dicho apoyo institucional.

Pero también es necesario modificar las condiciones legislativas que ´convenientemente´ tienen amarrada la labor de la PNC.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com