Home > Columnas > A mis queridos niños malnutridos

A mis queridos niños malnutridos

NUEVO

Me consta que por su edad y mala condición de salud usted querido niño que está abandonado por todos los guatemaltecos, demostrando que los niños no nacen con su pan bajo el brazo. Desafortunadamente su madre también está mal nutrida, carece de alimentos por lo que su lactancia es muy escasa. El dinero que se aporta con los impuestos para su alimentación salud educación y seguridad algunos malnacidos políticos guatemaltecos se los han agarrado para ellos vivir en la riqueza. La verdad es que no queremos que ustedes estén abandonados y carezcan de sus alimentos apropiados. Los guatemaltecos consientes estamos descontentos de esos políticos corruptos, causantes que los tienen a ustedes niños muriéndose de hambre.

Enterados de la información de los guatemaltecos, sobre el mal estado del país, se logró que viniera una delegación de alto nivel de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), constató un escenario de desigualdad, racismo, pobreza y desnutrición en Guatemala, tras una visita de cinco días en el país, con la intención de reducir la pobreza que afecta a más del 60 por ciento de la población. De los 16,2 millones de personas que viven en Guatemala, más del 60 por ciento se encuentra en situación de pobreza y más de 23 por ciento vive en extrema pobreza, según cifras oficiales. Dado que ustedes niños malnutridos no pueden exigir que se les ayude, cuenten con el apoyo de buenos y consientes guatemaltecos que le exigimos al Señor presidente de Guatemala, quien tiene familia y aún no sabe lo que es pasar hambre.

La Sociedad Civil exige que nos unamos y apoyemos a combatir ese flagelo que sufren nuestros pequeños hermanos que se encuentran abandonados y expuestos a morir por irresponsabilidad de quienes solo piensan en sus beneficios personales. Vamos a explicar las secuelas de los malnutridos. Se llama desnutrición a un estado patológico de distintos grados de seriedad y de distintas manifestaciones clínicas causado por la asimilación deficiente de alimentos por el organismo. La desnutrición puede ser causada por la mala ingestión o absorción de nutrientes, también por una dieta inapropiada como hipocalórica o lipoproteica. Tiene influencia en las condiciones sociales o psiquiátricos de los afectados. Ocurre frecuentemente entre individuos de bajos recursos y principalmente en niños de países subdesarrollados. La diferencia entre esta y la malnutrición es que en la desnutrición existe una deficiencia en la ingesta de calorías y proteínas, mientras que en la malnutrición existe una deficiencia, exceso o desbalance en la ingesta de uno o varios nutrientes que el cuerpo necesita, ejemplo: vitaminas, hierro, yodo, calorías, entre otros. Considero que la Ministra de Salud conoce este problema por lo que debe preocuparse más de nuestros queridos niños guatemaltecos que se mueren de hambre mientras el Ministerio de Salud desperdicia sus nutrientes favoreciendo a la mortalidad infantil.

.
.

Leave a Reply