Home > Columnas > Investigación nutricional, síndrome metabólico y hábitos alimenticios

Investigación nutricional, síndrome metabólico y hábitos alimenticios

Columnista

La investigación médica del área de nutrición, arroja resultados sorprendentes, especialmente en fisiología del Síndrome Metabólico. La FAO-OMS/ONU reportan  alrededor de 800 millones de desnutridos en el mundo, cifra que conmociona a los países desarrollados y genera votos políticos, pero no recursos económicos para erradicar el hambre, o al menos, reducirla. Sin embargo, las personas con sobre peso y obesidad, alcanza una cifra de 1600 millones de habitantes en todo el mundo. El doble de  los desnutridos.

Las personas con hambre, provocan vergüenza para el mundo en  países con altas concentraciones de malnutridos, desnutrición crónica y pobreza. Guatemala, está  acercándose a la situación de Haití. Guatemala, sobresale mundialmente por sus altas tasas de desnutrición crónica. Sin embargo,  presenta el doble síntoma de desnutrición crónica y personas con sobre peso y obesidad. La escases de alimentos es un problema grave, pero la abundancia también. ¿Qué pasa?  ¿Es un problema de calidad de los alimentos o hábitos alimenticios?

El problema de la desnutrición crónica, es multifactorial y complejo. Tiene raíces profundas en la desigualdad social, política y económica. Sin embargo, se ha logrado reducir la desnutrición mundial. O quizás, están muriendo los desnutridos. En cambio, la epidemia silenciosa de sobre peso y obesidad, sigue creciendo, lenta y sigilosamente, cuando se supone es un problema más fácil de solucionar, ya que la decisión la tiene cada habitante, más y mejor educados, informados y con mayores recursos económicos. Aunque la publicidad golpee con mayor fuerza el consumo desmedido de alimentos chatarra y propicie estilos de vida menos saludables, existen muros que la contienen, cuando las personas están informadas y la decisión está en sus manos. La famosa soberanía del consumidor. ¿Qué sucede? ¿Por qué no se puede contener la epidemia de sobre peso y obesidad? Los hábitos alimenticios son difíciles de establecer, y más difícil aún, cambiarlos. Los gobiernos de países desarrollados libran una batalla feroz contra el consumo de alimentos chatarra y estilos de vida no saludables. Aún así, las estadísticas siguen siendo mortales, en resultados y pronósticos.

Antes, era normal ver personas obesas en la edad adulta, especialmente gente rica. Ellos, tienen mayores ingresos para ingerir cantidades altas de alimentos. Hoy, preocupa observar niños obesos, con tendencia a padecer diabetes tipo II.  Incluso, los porcentajes de habitantes de barrios pobres, en países con niveles menores de ingresos, presentan cuadros clínicos de desnutrición y obesidad, en las mismas familias. Doble carga de salud pública. Pareciera que el esfuerzo individual y colectivo no es conseguir alimentos, sino dejar de consumirlos.

.
.

Leave a Reply