Home > Mirilla indiscreta > Entre el terror y la indiferencia

Entre el terror y la indiferencia

170812 MIRILLA VENEZUELA

Llevar el código de una operación sofisticada reclama en primer lugar un poder indiscutible y avasallador que permita hacer valer las decisiones cruciales, sobre cualquier otra consideración menor frente al objetivo proyectado y aprobado para su consecución.

El poder ejercido sin limitaciones, implica establecer una red funcional y eficiente que sobre cualquier principio o valor, esté dispuesta a empujar las decisiones por encima de reflexiones éticas o morales.

La decisión de un colectivo, haciéndola lucir como colectiva.

Una decisión sectaria, haciéndola parecer como democrática y con respaldos multisectoriales.

La tesis de la eficiencia de las minorías organizadas para lucir como multitudes y sojuzgar a las multitudes por temor, terror, sometimiento o rendición por inanición o inacción frente a la coacción organizada de manera sistemática y programada  para generar condiciones que permitan, sin resistencia, el control del poder.

Vladimir Ilich Ulianov así llamado a quién se conoció universalmente como Lenín pudo elaborar sobre la teoría Marxista una supra estructura teórica que le imprimió el carácter revolucionario, que Karl Marx había construido en su obra cumbre El Capital como base para definir la posición antagónica al capitalismo.

Posteriormente y con el acompañamiento de Friederich Engels pudieron elaborar el documento que sirvió de cimiento a todo el movimiento socialista en su planteamiento teórico y doctrinario y que suscrito 1848 sentó las bases para realizar una fusión perfecta con la interpretación dinámica de Lenín y la teoría que se sintetizará lo que posteriormente se conoció como el Marxismo-Leninismo.

-Ya va la vaca nana otra vez don Edmundo, interrumpió mi atención Manuel, quién sentado a mi lado, no a propósito si no porque allí le había tocado, académico y un tanto pretensioso, al parecer, cada vez que escucha la palabra comunismo, la repele, como que fuera una sindicación andrajosa y pervertida, y que sólo cabe en la mente anquilosada de quienes no quieren aceptar los vientos renovadores de una nueva concepción político social o quizá social y desgraciadamente también política, porque abomina la política pero quiere hacerla y practicarla y que comienza por dar un aviso rotundo e irreversible, de aterrizar en el aeropuerto La Aurora e instalarse en Guatemala, en donde una avanzada ha preparado el terreno con una eficiencia sobrecogedora de increíble precisión.

Pero Manuel que cree que puede ser uno de los escogidos para ser la vanguardia de la novedosa corriente. Se resiste a creer, que si estuviera vivo Lenin, lo hubiera purgado por revisionista, reaccionario o pequeño burgués, incapaz, por falta de autenticidad, verdaderas convicciones y formación política de liderar un movimiento muy viejo y astuto, que con una cirugía plástica espectacular, haría palidecer al propio Lenin, que siendo un gran maestro en la formulación científica de su visión revolucionaria, pudo definir en una de sus obras principales El Imperialismo, fase superior del Capitalismo, todo un planteamiento  teórico, que buscando esencialmente la toma del poder – sobre la base de la inevitable lucha de clases, planteada por Marx – ya realizaba una discriminación bien definida de quienes cabían en la conducción de la Revolución Socialista y quienes no obstante serlo, constituían un lastre para la evolución del movimiento y su subsecuente toma del poder por parte del Partido Comunista.

Quizá por esa pedantería, el sólo escuchar la palabra comunista a don Meme, lo irrita y a quién la pronuncie lo ve con desprecio, por desfasado e indigno de su amistad.

Antes de irse, haciendo notar la interrupción, y abandono del recinto, volteó a ver arqueando las cejas y levantando la barbilla, para lucir más alto y hacer sentir mal al disertante.

Yo me he vuelto muy observador, y quizá los más difícil es entender a quién se protege en su formación y toda su personalidad gira en torno a sus diplomas como escudo para avasallar a los que él considera, poco ilustrados, para compartir el espacio que habita con insolencia.

Yo creí en su buena fe, y aquilaté en un principio sus credenciales, hasta que finalmente se dejó seducir por quienes, desde atrás, muy atrás, necesitan epígonos que sostengan su causa frente a los demás y les permitan realizar su trabajo en la obscuridad activa y que sabiendo de antemano el resultado, les hace sentir que son ellos los protagonistas de aquel cambio que pareciera partir de la injusticia de la inequidad en busca de la justicia de la equidad y el bien común.

Todo este enredo en medio de la plática o conferencia que se articulaba, hasta la interrupción por el uso de aquel término relacionado con el comunismo, no impidió que el disertante luciera como un pensador honesto y estudioso, que insistía en advertir, cómo con señales tan claras como las de un tren desbocado, donde estamos montados todos, fuera de control nos lleva a un destino desastroso y no reaccionamos.

Hacía el símil del convoy ferroviario que sin obstáculos y con la complicidad suicida de quienes, como sucede con los migrantes, subidos en tren ajeno, denominado La Bestia en México, serán botados antes de llegar a la estación y si tienen la suerte de quedar vivos, la infernal máquina los dejará mutilados e inútiles para poder correr sin piernas, o defenderse sin brazos o manos.

A propósito de esta interpretación mi compadre Ramón alegaba….Ah ingenuos, ingratos, cobardes o inútiles…porque él no entiende cómo no se pueden dar cuenta del juego macabro… como él dice, entre indignado por entender la situación, desconsolado por no poder reaccionar por el peso de los años, y soñador, porque confía que antes de llegar a la estación, donde reina la anarquía, una indefensa reacción social frente al poder avasallador e irreductible, todavía confía que en el último minuto alguien… algunos… todos… o un héroe… de esos que no quieren aparecer… logre descarrilar el tren y frustrar su llegada triunfal.

¿Hay don Edmundo me susurró mi otro vecino, Juan José, hombre particularmente formado e inteligente, que, con la perspicacia del sabio, me dijo – Ese Manuel… así se llama verdad?… me pregunto…inseguro de poder identificar al debutante, me cuentan…- me hizo la observación  …que si no le dicen el grado académico, lo reclama como que le hubieran arrebatado parte de su personalidad.

¿Mire – Continuó Juan José – lo que está diciendo el conferencista tiene sentido…pero sólo para el que entiende – comprende don Edmundo?

Y arrebatados como estamos…cuesta entender- continuó con malicia – … Aunque sabe don Edmundo no creo que arrebatados sea el término correcto.

¿Y cuál será pensé? tratando de adelantarme a la respuesta para medir, si yo mismo no estoy confundido, como parecieran estar todos los sectores de la población, incluyendo a quienes les dicen que toda esta maquinaria aceitada y funcionando está orientada para hacerle justicia como marginados de nuestra sociedad.

Es el terror…don Edmundo… Me respondió de inmediato.

Dejé de escuchar al conferencista…más interesado en explorar el cultivado intelecto y agudeza de Juan José.

Veía que el Licenciado Andrade, reconocido intelectual e internacionalista, continuaba su magistral disertación, sobre las consecuencias de no asociar la estrategia de quienes progresivamente avanzan sobre el control del poder, con viejas prácticas enraizadas en la teoría política y que ahora mutante se adecúa a los tiempos, adopta nuevas formas de presentar el discurso… pero no de cambiar los fundamentos del discurso.

Quería, francamente, que los dos hemisferios de mi cerebro  funcionaran simultáneamente para escuchar a los dos: Tanto a Fernando, como a Juan José… Pero a éste último lo tenía al lado y era inevitable ponerle más atención.

Le voy a poner un ejemplo don Edmundo… me dijo, haciendo la observación que denota esa agudeza a la que me refería … No obstante que de acuerdo a los coros de los interesados…puntualizó… referirse a Venezuela, según ellos, es otra deformación de los grupos reaccionarios y conservadores que se resisten al cambio.

Como somos de memoria corta… Permítame, señalarle la intransigencia de quienes en camino al poder o al tenerlo, no ceden un ápice en la decisión de imponer su voluntad política…utilizar las inconsistencias de los opositores,  y así reducirla a la mínima expresión y ejecutar finalmente su agenda.

Vea usted…continuó Juan José… En Venezuela convocaron a las elecciones de la Asamblea Legislativa que terminó ganando arrolladoramente la oposición, con un ochenta por ciento de las curules en disputa… pero una vez instalada, le anulan todas las facultades constitucionales, transformándola en un órgano, inoperante y sin ninguna representación ni poder  institucional.

Sus decisiones,  fueron desconocidas por el ejecutivo y por todos los órganos electorales y judiciales que ya forman parte del sistema totalitario.

Para anular su error estratégico, convocan a una Asamblea Nacional Constituyente, haciendo caso omiso que esa convocatoria requería ser aprobada en referéndum por la población.

Por sus pistolas, no sólo la convocan, si no que determinan una nueva forma de integrarla, apelando al asambleísmo, que prácticamente anula a las organizaciones políticas autorizadas para ese fin … El asambleísmo don Edmundo es la convocatoria a los grupos comunales organizados por el propio gobierno… es como si hiciéramos un acto similar en Guatemala y los candidatos fueran propuestos por las Organizaciones de la sociedad civil, asociaciones de vecinos, de campesinos, de obreros, de artesanos, agricultores, de pobladores. En fin, de todos aquellos colectivos organizados, patrocinados y beneficiados por los programas sociales del gobierno.

Frente a esa realidad los partidos políticos, deciden no participar, en el que evidentemente es un proceso ilegal, ilegítimo, viciado e inconstitucional.

Sin embargo, las elecciones, sin oposición se realizan y se legalizan.

La empresa, que contrata el gobierno para auditar el proceso…frente a la ausencia de observadores, denuncia que el número de votantes que reportan las autoridades electorales no corresponde a las mediciones técnicas de conteo de votantes, que por encargo del propio gobierno ellos realizaron…El resultado reporta una diferencia aproximada del cincuenta por ciento menos de sufragantes efectivos a los reportados por las autoridades electorales y reconocidos oficialmente por el gobierno.

…Sin embargo don Edmundo, declaran válida la elección y los constituyentes, sin soporte electoral, ni legitimación política se instalan en el edificio reconocido para la Asamblea Legislativa. Expulsan del recinto a los Diputados, esos sí efectivamente electos por la población y comienzan a ejercer un poder constituyente depurador, destituyendo a los funcionarios de designación constitucional, que no le son afines al gobierno, abriéndoles procesos penales y justificando todas las medidas represivas que asume el gobierno para controlar las manifestaciones callejeras donde miles de ciudadanos expresan su rechazo al régimen y que ha dejado más de cien muertos, que el oficialismo acredita, cosa insólita, a los mismos manifestantes que protestan, entre los que  participaron los muertos. ¡Oh cinismo¡

…En las últimas horas, se ha propuesto por parte del ejecutivo a la Asamblea Nacional Constituyente que penalice hasta con veinticinco años de cárcel a quienes salgan a manifestar.

Se ha oficializado la persecución y condenas de cárcel a los alcaldes opositores y con protestas o sin ellas… la consolidación del régimen encabezado por el señor Maduro, con total indiferencia al repudio internacional, burlándose de todos y aterrorizando, también a todos, se impone hora con hora, sin dar ni un paso atrás.

Cómo decía el General Omar Torrijos de Panamá… Para atrás ni para coger impulso.

…Y vea Usted don Edmundo, para sellar el control del régimen, convocan para elecciones de gobernadores en diciembre.

La oposición frente a la duda de no participar y quedarse afuera, se dividen y manifiestan su decisión de participar, decepcionando la resistencia popular urbana y dejando sin soporte ético el desconocimiento a los procesos electorales ilegítimos e inconstitucionales.

Desde luego…Don Maduro salió inmediatamente a felicitar a la oposición, y a expresarles su satisfacción por haber reconocido la institucionalidad del Estado y sus organismos electorales.

Pero, una de cal y una de arena, en la Asamblea Nacional Constituyente don Diosdado Cabello les enseño la mano con el puño cerrado y el dedo pulgar entre el índice y el pulgar… Y les dijo a los incautos opositores… Ustedes creen que después de denunciarnos en el exterior, desacreditar al país, acusarnos de dictadores, acaparar los alimentos, provocar que tengamos que perseguir y meter presos a los líderes de ustedes, dándoles prestigio ante el mundo como mártires y acusándonos de tener presos políticos en la revolución socialista.

¡Pues no señores¡…les gritó a todo pulmón…si quieren ser candidatos a gobernadores…tienen que obtener una SOLVENCIA DE LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE DONDE CONSTE QUE NUNCA HAN SIDO COMPLICES DE LA DESESTABILIZACION DEL REGIMEN…¨

¡Ay Dio Mío¡ dirían los tres huitecos…censurando la estupidez.

Con esos antecedentes don Edmundo…Dijo Juan José…¿quién con una luz se pierde?

En el fondo, Fernando continuaba su brillante exposición…Lenin …afirmaba… pudo imponer con Stalin la visión revolucionaria de la formulación marxista y en su obra sobre el Imperialismo, fase final del capitalismo, relacionó magistralmente la teoría marxista, con su propósito de imponer a través de la Dictadura del Proletariado el dominio del Partido comunista …y utópicamente, una sociedad sin clases y sin Estado.

Teoría que degeneró en el establecimiento de la dictadura de la Unión Soviética hasta su caída, impulsada por el propio Secretario General del Comité Central del Partido Comunista, Michael Gorvachov.

Se reconoció la abolición de la propiedad privada de la tierra, el control del Estado sobre la estructura productiva del país, y desde luego el inevitable surgimiento, de una clase poderosa…más poderosa que todas las oligarquías del régimen zarista… La clase Dirigente…La Dictadura efectivamente lo fue, pero no del proletariado si no para someter y explotar al proletariado.

El terror…don Edmundo… debilita la protesta, divide a la oposición y la hace desconfiada frente a un régimen progresivamente dominante.

Se rinden las instituciones…se entregan sin resistencia todos los sectores…uno a uno… quienes antes proponían sugerencias de algún sector, en algún ministerio, ahora los ponen verdes de la vergüenza, porque los gritan ministros mediocres, que fuera del despacho se confunden con sus guardaespaldas…

Se rinden los jueces, los magistrados que comienzan a aceptar la presencia del comisario político en su seno que amenaza y traslada instrucciones… la ciudadanía se rinde y comienza a llevarle alimentos y alguna ayudita económica al que le amenaza con invadirle la propiedad… o paralizar su actividad en la carretera… Es el terror don Edmundo que desarma progresivamente las resistencias, que estimula a los tránsfugas y oportunistas… incluso a quienes piensan que en río revuelto… a lo mejor logran algo como pescadores…sin entender que son los primeros en ser purgados por inconsistentes… La resistencia del pueblo tiene un límite… afirmó tajante… al ser avasallado por el terror selectivo orientado a botar defensas… termina desorientado, desorganizado, y matándose mutuamente.

Fernando concluía su disertación despertando la atención de todos… ya para finalizar se me quedó viendo, sacudió su blanca melena alborotada… y como reclamándome por haber perdido parte de la atención en su disertación…casi me gritó… Don Edmundo… ¡Quién con una luz se pierde!.

Leave a Reply

dos + 5 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com