Home > Columnas > La violencia campea impune
COLUMNISTA

La cultura de la violencia se ha enquistado en nuestras sociedades y se ha quedado para siempre en nuestras sociedades que como seres humanos la aceptamos y creemos que ser violentos, es parte de los seres humanos y la vemos como campea impune en una sociedad donde todos los días se ven actos que se habla solo de muerte y confrontación y lo peor de todo, aceptar o darlo como válido cuando esos nos hace mantenernos lo más alejados de nuestra forma de ser como humanos.

La vocablo, violencia viene del latín violentia, que es lo que está fuera del estado natural, situación o modo, que se ejecuta con fuerza, ímpetu o brusquedad, que se hace contra el gusto o voluntad de uno mismo, es decir todos estos problemas que han generad que todos los seres humanos aceptemos alguna situación en contra de nuestra propia voluntad y lo permitamos y sobre todo lo aceptemos y digamos si es así.

Se escuchan los casos de asesinatos de ciudadanos, mujeres hombres, niños y niñas que son ultrajados en contra de su integridad como personas y nos da igual y no sentimos o más bien no hacemos porque la situación cambien, que es lo primero que decimos “saber en que estaba o andaba metido y por eso le pasó esta situación”.

El ser humano no es violento, como lo mencione en otra de las columnas, como lo acordaron los profesionales que se juntaron para analizar este tipo de situaciones y en Sevilla, España en 1998, acordaron que no somos violentos por naturaleza sino el ambiente en que nos desarrollamos nos hace fuerte violentos y nos convierte en verdaderos monstruos o animales sin sentimientos y que cometemos actos que nos denigran hasta caer en un término complejo de decir que somos seres humanos.

Todos los días, vemos como todos los actos violentos son transmitidos por los medios de comunicación y que no hay día que no se mencione el asesinato o algún tipo de acto que denigra al ser humano y lo rebaja a la calidad de un ser sin sentimiento capaz de cualquier cosa por lograr lo que todos los que anhelan en su corazón, el dinero o cosas materiales porque vivimos en una sociedad de consumo que nos hace sentir ciertas necesidades que como seres humanos nos negamos a dejar por un lado.

La cultura de la violencia debe cesar, debe haber un poco de respeto para todas las personas y sobre todo debe existir un espacio para reflexionar que lo que hagamos en esta vida, de la misma forma se nos regresará y allí se empeora la situación porque se convierte en una ola que nunca se acaba.

Los guatemaltecos, tenemos que poner un alto a la violencia y no hacernos cómplice de ésta, tenemos que denunciar los hechos y no volvernos parte de la cultura de agresión y muerte, marquemos un alto pero depende de nosotros.

Leave a Reply

14 + 10 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com