Home > Actualidad > A 300 años de la consagración de Jesús Nazareno del templo de la Merced

A 300 años de la consagración de Jesús Nazareno del templo de la Merced

Por: Dr. Gerardo Ramírez Samayoa

Dentro de la historia del arte guatemalteco, el colonial, expresado a través de su imaginería, es el que alcanzó mayor detalle y perfección (en  particular el encarnado y estofado). Tal era la fama de la escultura que se exportaba,  a varias regiones del imperio español en América, tal como la Nueva España (México) y Venezuela, donde se encuentran obras provenientes de los talleres de escultores de Santiago de Guatemala.

Uno de estos maestros fue Mateo de Zúñiga (escultor) y el enigmático Joseph de la Cerda (encarnador) del que no se conoce otro dato de su existencia, solamente su participación en la hechura de la talla de Jesús Nazareno de la cofradía de nazarenos de la iglesia de Nuestra Señora de la Merced, entre 1654-1655.

Esta imagen cuyo rostro es de  singular y sorprendente belleza, fue objeto el 5 de agosto de 1717 de un rito de  consagración a cargo  del obispo (Juan Bautista de Álvarez y Toledo ofm), todo este acontecimiento  fue producto del trabajo laborioso del mayordomo Juan Antonio Colomo, quién acababa de recibir el cargo y costeó todos los gastos (los cuales lamentablemente no detalló). Este encargado general de la cofradía, abrió el 1º libro de aumentos de la cofradía, para anotar  los bienes muebles que recibió y los que dejó antes de su muerte, así como para consignar los principales eventos y acontecimientos de esta asociación. Entre estos aparece el acto de consagración, como mencioné, el 5 de agosto de 1717 y finalizó el  día de transfiguración del Señor (6 de agosto del mismo año)  con un sermón pronunciado por el padre fray Antonio de Loyola, orden  de la Merced. Quién tomo como tema central la festividad, haciendo la analogía que como Jesús se transfiguró en el monte Tabor, y tres discípulos vieron su gloria,  así la ciudad ve ahora después de consagrada la imagen del Nazareno transfigurada. O sea ya no era la misma.  Esta pieza de oratoria sagrada está escrita de puño y letra por el predicador y se encuentra en los folios 96a a 106v del Libro 1º de aumentos de la cofradía. 

El rito fue testimoniado por escrito por el mismo Juan Antonio Colomo, folios 43a-44v, el cual paleo grafiado reproduzco a continuación. Hago la observación que se trató de mantener la ortografía original perotambién hacer una lectura más acorde con el español actual.

Consagración de la santa imagen de Jesús  

Nazareno 

En el día 5 de agosto de 1717 en Ilustrísimo y Reverendísimo, Señor Doctor y Maestro, dos veces jubilado. Don Fray Juan Bautista de Toledo, Dignísimo Señor Obispo de este obispado, consagró a la SSma Imagen de IHS Nazareno, para lo cual se saco de su capilla, y se puso con cuanta decencia se pudo en el presbiterio del altar mayor de la iglesia de La Merced, con asistencia de la Real Audiencia, que así el día que fue la consagración como el día 6 asistió, y el Cabildo Eclesiástico, la ciudad y sagradas religiones, con sus prelados, y en especial la Sagrada Orden de Predicadores que fue de la manera siguiente= El jueves 5 de agosto de dicho año, estando ya el concurso referido, llegó el Señor Obispo, como a las nueve de la mañana a la dicha Sta. Iglesia de La Merced acompañado del Señor Doctor Don Joseph Varón, Deán de la Stas. Iglesia, el señor Dr. Dn. Juan Feliciano de Arrivillaga Maestre Escuela, el seño Maestro Don Carlos de Mencos, y el Señor Tesorero Don Joseph Alcántara, Canónigos; se vistió su SSa. Ilustrísima de pontifical, y con capas el Señor Deán y el Señor Maestrescuela con dalmáticas, el Sr. Tesorero, y el Sr. Mencos, el Br. Don Joseph de Oyos, y el Br. Don Francisco Arrivillaga, también con capas Magnas y otros dos señores sacerdotes con dalmáticas todas rosadas; bendijo el Sr. Obispo primero el incienso y unos panes, y comenzó la consagración, que hizo primero en la Santísima Cruz que tenía el Sr. La que ungió en cinco partes en los cuatro extremos, y en el medio; el Padre Provincial de Sto. Domingo, el R.P.M.  fray Joseph +Girón tenía la crisma, que fue con lo que se ungió; el R.P.M. Prior que lo es el padre presentador general fray Vicente Guerra, los algodones; el pan, fuentes y otras cosas precisas, las tenían los reverendos padres presentadores maestros siguientes. El R.P.M fray Agustín Cano, el R.P.M. fray Antonio Arriaga, el R.P.M.  fray Damián Regil, todos del sagrado orden de Predicadores: después de ungida la Santísima Cruz, se ungió la imagen en la frente, en el pecho, en las manos y pies; y acabado esto se entonó el Te DeumLaudamus y disparó salva tres compañías que estacena para este fin en el compás de la iglesia, y un castillo de 400 tiros el cual prendieron, y luego comenzó el repique general, desde la catedral abajo, todos los conventos, y comenzaron desde esta hora (que serian las diez) los regocijos de saraos, máscaras, carros, y muchas demostraciones de júbilo; esta noche del jueves, hubo fuego y repiques generales, habiendo sido la tarde la más plausible que a gozado Guatemala. El viernes por la mañana volvió a venir la Religión del Sr. Sto. Domingo y La Merced salió con San Pedro Nolasco a la esquina de Santa Teresa a recibirle, y después de estar juntas la Real Audiencia, ciudad, sagradas religiones, y concurso (que nunca se ha visto). Salió la procesión por el compás de la iglesia, donde estaba otro escuadrón de tres compañías de infantería. Los R.R.P.P.M.M: de Sto. Domingo con estolas y van cargando la Sta. Imagen, entró la procesión por los claustros; canto la misa de ese día el R.P.M. Fray Joseph Girón, provincial de la sagrada orden de Predicadores, el evangelio el R.P.M. Fray Antonio de Arriaga. La epístola el R.P.M. Fray Damián Regil, todos maestros del sagrado orden de Predicadores.; predicó altísimamente el R.P.M. Fray Antonio Loyola del sagrado orden de Nra. Sra. de La Merced y acabada la misa, salió la religión del Sr. Sto. Domingo con su patriarca para su casa, acompañándolo la religión de La Merced con su patriarca, y prosiguieron los festines aquella tarde, y a la noche hubo siete carros triunfase, y el Señor se colocó en su Nicho el sábado 7 de agosto en la noche. Y prosiguieron las fiestas de regocijo otros ocho días. Este gasto no se hizo a costa de la cofradía, pues sólo ayudo a el ochenta pesos que se juntaron de limosna, lo demás lo hice yo con el deseo que tenía de ver consagrada la Santísima Imagen, quien lo aya recibido, para más culto y veneración suya. A me parecido poner aquí esta breve razón, para que conste, aún que de todo se hallará testimonio. Guatemala, agosto 12, de 1717= en el archivo de la cofradía se hallaran testimonios de la Consagración, del secretario de gobierno, del Ilustrísimo y reverendísimo Señor Obispo don fray Juan Bautista, que lo era el Br. Dn. Pedro de Medina Monjarras = del capitán don Manuel de Lejarza Palacio, que lo es de Cámara de esta Real Audiencia= del capitán don Mateo Ruíz Hurtado que lo es el del Cabildo Justicia y Regimiento de la muy noble ciudad, a que me refiero. 

 

                                                   Juan Antonio Colomo 

Cada lector puede sacar sus propias conclusiones. En cuanto a los datos que se encuentran  Recordación Florida, vale la pena hacer un poco de historia sobre el texto original. Existen dos, uno en Madrid, en la Biblioteca Real y el otro se encuentra en el Archivo General de Centro América, la primera edición fue publicada por Justo Zaragoza en Madrid en 1882. En Guatemala  Recordación Florida fue publicada por vez primera por  la Sociedad de Geografía e Historia de Guatemala en tres tomos (1932). En la versión Guatemala  (tomo I, libro VI, cap. II), se encuentra un agregado apócrifo hasta la fecha, dedicado a Jesús de la Merced que incluye el rito de Consagración y otros datos. Este no aparece en el texto original (Biblioteca Real de Madrid), Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán falleció entre 1699-1700, y el rito de Consagración sucedió 17 años más tarde. Es por lo tanto una edición adulterada, que por muy cierto que fuere lo agregado (lo que no está comprobado en muchos puntos), no fue correcto incluirlo en la obra.

Fotos: Luis Ordoñes

Leave a Reply

cuatro × cuatro =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com