El Siglo

Las fuerzas extraconstitucionales

Toda constitución refleja una realidad y por este motivo es que circunstancias externas la pueden afectar. Antonio Carlos Pereira Menaut (Lecciones de Teoría Constitucional, 2ª. Edición, 1987), explica que estas fuerzas tienen como finalidad: (i) Reforzar el ejecutivo y debilitar sus frenos constitucionales. (ii) Centralizar y concentrar el poder; y (iii) Incrementar el papel de los reglamentos y de los gobiernos que los dictan, frente a las leyes de los que emanan. Veamos.

Las Guerras. Hay constituciones que han prohibido su reforma en tiempo de guerra; pero ello no impide que la guerra contribuya a cambiarlas… para reforzar el poder ejecutivo, ya que durante los conflictos bélicos éste necesita acumular todo el poder y poner a contribución todas las energías de todos los sectores de una sociedad.  Como resultado muchos gobiernos vinieron a intervenir en nuevos campos de la vida social. La I Guerra Mundial supuso el paso de la movilización parcial a la movilización total y si bien “no reformó las constituciones… sí sus contextos sociales, pues las sociedades europeas no salieron del conflicto como habían entrado en él. El poder del estado se incrementó, las masas ascendieron al centro de la escena social, el equilibrio entre libertad y seguridad se rompió en favor de la segunda…” Varias monarquías desaparecieron después de esta Guerra.

Las depresiones económicas. En los EUA la Gran Depresión “contribuyó a reforzar el poder del ejecutivo y del gobierno central frente al de los estados miembros” y es que: “En tiempos de crisis sólo un gobierno fuerte y centralizado puede superar con éxito las dificultades”.

El Estado de Bienestar. “Exige prestar una multitud de servicios sociales que sólo un gobierno fuerte puede asegurar. En un sistema democrático, los políticos que aspiran a llegar al poder deben aceptar por lo menos los principios mínimos del Estado de Bienestar, o de lo contrario pocos les votarán. En este sentido, el desarrollo de la democracia social ha modificado las constituciones, sobre todo dando lugar al incremento del poder del ejecutivo…”

Los modernos medios de comunicación y el desarrollo de la tecnología.  La propaganda puede crear una pseudo-presencia física de los líderes, “que están así, aparentemente, mucho más cerca del pueblo que en el pasado. Esto hace que se refuerce sólo el ejecutivo, pues por razones obvias no se puede crear una imagen publicitaria atractiva ni próxima del poder judicial, ni del legislativo.” Los medios de comunicación, además, han servido al gobierno “como instrumentos para controlar, dominar e influenciar a los ciudadanos.”

Los partidos políticos. Aunque hasta hace poco no existían con un status especial distinto de otras asociaciones, “hoy son los que dan a las constituciones su vida real y su peculiaridad.” 

El sistema electoral. “(S)u regulación es fundamental importancia para el funcionamiento real de una constitución. El sistema electoral y la distribución de los escaños suelen determinar la posición de los partidos en el legislativo y su relación con el ejecutivo. 

La mejora en procedimientos de recaudación de impuestos, que permite aumentar el poder del Estado.

.
.