Home > Columnas > Extinguir al extinguidor de incendios forestales

Extinguir al extinguidor de incendios forestales

Columnista

Los incendios forestales se han convertido en un serio problema de nuestro tiempo, es recurrente escuchar noticias en Norteamérica,  España, Francia, en chile, en Sudáfrica, Australia,  lugares en los cuales  anualmente asolan millones de hectáreas de bosque y cobran numerosas vidas.

Cada Estado de acuerdo a sus circunstancias afronta esta problemática, sin embargo en la mayoría cada vez se asignan más recursos y es recurrente la aplicación de nuevas tecnologías para la detección temprana con sistemas que delatan el humo durante el día y el calor durante la noche, esta es una valiosa estrategia para los equipos encargados de la  extinción.

Guatemala no está ajena a esta problemática, cabe recordar la tragedia boscosa que se suscitó en el año 1998 en Peten y recientemente los más de 500 incendios forestales de octubre pasado a mayo de este año en 20 de los 22 departamentos del país, en donde se estima se quemaron más de 5 mil hectáreas de bosque, lo cual debe hacernos reflexionar que este no es un tema menor en la agenda de país.

En función de lo anterior, con suma preocupación he leído  la noticia que por medio del Decreto Gubernativo Núm.  155-2017, se ha derogado el Acuerdo Gubernativo Núm 63-2001 por medio del cual se creó el Sistema Nacional para la Prevención y Control de Incendios Forestales en Guatemala, SIPECIF.

Definitivamente el SIPECIF estaba muy lejos de su deber ser, sin embargo fue un sistema concebido para labores de coordinación de las actividades para la prevención y el control de esta grave problemática que todos los años afecta nuestro país y de apoco se iba consolidando, nacional e internacionalmente  en esta ardua labor que le fuera encomendada.

A partir de esta derogatoria, será la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, CONRED, quien tendrá bajo su cobertura esta delicada temática, sin embargo debe analizarse si el mandato legal de dicha coordinadora le alcanza para cubrir  las funciones del extinto SIPECIF.

En un país donde casi el 33% de su territorio son áreas protegidas, la prevención y el fortalecimiento de la capacidad de respuesta para extinguir  los incendios forestales debieran ser en una proporción similar, sin embargo lejos de su fortalecimiento, se optó por la extinción del sistema SIPECIF.

Exhorto a las autoridades a dejar sin efecto el Decreto Gubernativo, 155-2017, al menos mientras en un tiempo prudencial se transfieren las capacidades y se hacen los ajustes legales en la iniciativa que se está trabajando  en las Reformas a la Ley de CONRED.

 

.
.

Leave a Reply