Home > Editoriales > El país que queremos los guatemaltecos

El país que queremos los guatemaltecos

editorial

Los acontecimientos que han sucedido en Guatemala desde abril de 2015 hasta la fecha, han provocado un cambio en el imaginario de sus habitantes, sin embargo este cambio está lejos de ser lo que se esperaba, con una participación activa de la juventud en el acontecer diario; un empresariado proactivo y no a la defensiva, que tome el papel que le toca jugar para la generación de la riqueza sin temor a ser perseguidos y encarcelados por situaciones que ciertas o no, han estancado el proceso económico logrando con ello, la fuga de capital tanto nacional como extranjero y hundiéndonos cada día más en un agujero sin salida.

.

En el país del realismo mágico, caracterizado por los rumores, las bolas y una variopinta jocosidad de ideas y chismes que únicamente dan lugar a la confusión y a para hacer ver la realidad del refrán que reza “al pueblo pan y circo”. No es propagando esta clase de acciones cómo saldremos adelante, si la motivación para el desarrollo no la generamos los propios guatemaltecos, NUNCA VENDRÁ DE AFUERA, pues somos los habitantes de este bello país los que debemos repensarnos como nación, qué es lo que queremos, hacia dónde queremos ir, de qué manera queremos podemos y debemos caminar, en la búsqueda de un futuro mejor, para alcanzar el bien común.

A lo largo de la historia universal, se ha visto muchos teóricos y dirigentes políticos de diferentes tendencias ideológicas actuando, aconsejando y ejecutando sus planteamientos sean estos en beneficio de su monarca, caudillo o jefe de gobierno y hemos visto imperios nacer, crecer y desarrollarse hasta alcanzar el ocaso, la prueba de ello se vivió en nuestro propio territorio con el nacimiento y desaparición de los Mayas. Toda una cultura que desapareció dejando un rastro de grandeza a lo largo del territorio guatemalteco.

Actualmente, ¿Qué pretendemos o queremos los guatemaltecos? ¿Será que somos nosotros mismos los que estamos conduciendo el destino de nuestra nación? o ¿Será que estamos siendo una pieza del titiritero que nos conduce hacia donde él quiere? Si atendemos el desarrollo de los acontecimientos de mundo y el curso de la aldea global, podremos observar que somos parte de un todo y que queramos o no, estamos imbuidos en ese acontecer, del cual no podemos, aunque quisiéramos, salirnos.  Entonces nuestro papel es aprender a convivir con ese acontecer que promulga la geopolítica y la geoeconomía sin buscar la confrontación interna, sino por el contrario alcanzar la unidad nacional en pro de la búsqueda y alcanzar el ideal de que UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE.

La confrontación que hoy día algunos sectores interesados siguen alimentando, no nos conduce a nada bueno, agudizará cada día más la crisis a la que nos han orillado y logrará los objetivos de los malos guatemaltecos y sus aliados extranjeros de generar más conflicto, para lograr los objetivos que no lograron alcanzar por la vía armada.

Si los guatemaltecos no asumimos el papel que nos corresponde como protagonistas de nuestra propia historia, nuevamente veremos una nación caer y convertirse en un depósito de humanos al servicio de intereses obscuros que únicamente buscan apropiarse de nuestra riqueza, natural y cultural para usarla en su propio beneficio, sin que nosotros podamos hacer nada pues estaremos convertidos en zombis sin la capacidad de actuar o pensar por si mismos.

Por una Nación Libre, Justa y Solidaria.

.
.

Leave a Reply