Home > Columnas > Las indispensables hidroeléctricas

Las indispensables hidroeléctricas

NUEVO

Indispensable, imprescindible, vital para el sistema eléctrico nacional en Guatemala, es el parque de generación hidroeléctrica. Se entiende este como el conjunto o totalidad, de las plantas o instalaciones generadoras hidroeléctricas. Decimos, para el sistema eléctrico nacional en Guatemala,  porque cada país estructura su propio sistema eléctrico, de acuerdo a la configuración que parte de una lógica acorde a la disponibilidad, mayor o menor, de recursos naturales en su territorio, como el agua fluvial, el viento, las mareas, la luz solar, vapor volcánico, gas natural, entre otros.  Y en esto,  Guatemala es un país privilegiado al contar, primero, con poco más de treinta y cinco cuencas fluviales que recorren su territorio, unas de norte a sur, partiendo de las estribaciones de la cadena volcánica; otras a partir de las cadenas montañosas de las mesetas centrales, hacia Peten o al territorio mexicano en el noroeste. Se agrega la disponibilidad en volúmenes sustanciosos, de los caudales de la mayoría de efluvios, al menos durante un promedio de nueve meses al año. No menos importante es, que poco mas de los dos tercios del territorio nacional está conformado por multitud de barrancas, hondonadas y vertientes montañosas que descienden de las cumbres o picos de las zonas centrales hacia las tierras bajas de la costa colindante con el océano Pacifico, el mar Caribe o el departamento de Peten. Esto mismo es gratificante en materia de saltos y caídas de agua que ofrecen variedad de  oportunidades a los proyectos hidroeléctricos.

Todo lo anterior es fundamento y razón, para que el sistema eléctrico nacional de Guatemala, a la fecha y a partir de por lo menos tres décadas atrás, se haya configurado sobre la base de  la generación hidroeléctrica, no solamente debido a las condiciones enumeradas, sino porque lo mismo presenta ventajas apreciables, en términos operativos y económicos, que resultan en un funcionamiento confiable por su eficiencia, seguridad, confiabilidad y flexibilidad. Quiere decir esto que al estar una sustancial proporción de la potencia generadora, basada en el parque hidroeléctrico (con la planta mayor que es Chixoy del INDE), el denominado Sistema Nacional Interconectado (SNI), cuenta con la necesaria capacidad para hacer frente a la variabilidad hacia la baja o la alta, que pudiera darse por posibles irregularidades o fallas en el resto del parque generador, basado en plantas termoeléctricas (petróleo y carbón mineral).

Agreguemos: cumpliendo con mejoras ecológicas en el país, ahora el INDE, así como generadores privados, contemplan agregar capacidad de generación eléctrica a base del viento y la luz del sol. Estas modalidades presentan inconvenientes, expuestas a la variabilidad de potencia. Por ejemplo el viento, cuya constante del flujo suele caer (en horas,  días o épocas del año). Un sistema nacional eléctrico robusto, con buena cantidad de plantas hidroeléctricas, permite flexibilidad para manejar esas subidas o bajadas de potencia (o voltaje) y evitar los apagones. Continuaremos.

Leave a Reply

quince − 13 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com