Home > Actualidad > El negocio familiar en la muni de Chinautla que defraudó Q25 millones

El negocio familiar en la muni de Chinautla que defraudó Q25 millones

170720 chinautla..

Este jueves, las autoridades ejecutaron 25 allanamientos y capturaron a 18 personas involucradas en un nuevo caso de corrupción denominado Municipalidad de Chinautla: un negocio de familia, en el que se determinó que se defraudaron Q25 millones de fondos municipales.

El Ministerio Público (MP), informó que tres se encuentran prófugos, una persona está fuera del país y el exalcalde de Chinautla, Arnoldo Medrano, fue citado. Los operativos los realizaron en el departamento de Guatemala y Jutiapa.

LOS DETENIDOS

En la 10a. avenida y 18 calle, frente a Condado Naranjo, Mixco, fue capturado José Lisandro Mendizábal Monroy, de 63 años, señalado de asociación ilícita y lavado de dinero.

Mientras que en la 11a. avenida y 37 calle, Las Charcas, zona 11, fue aprehendido Max Alfonso Muralles Ache, 43, por asociación ilícita, fraude y lavado de dinero.

En el sector 3, colonia San Julián, Nueva Chinautla: Josué Alexander Colindres Pérez, 34, por asociación ilícita, fraude y lavado de dinero.

En la 20 avenida, zona 6, finca San Rafael: Silvia Lorena Escobar Ariza, 46, por asociación ilícita y fraude.

En la 5a. calle, San José Jocotales, Chinautla: Milton Amory Pérez Guerra, 37, asociación ilícita .

En Santa Cruz Chinautla: Samuel Escalante Vásquez, 50, por asociación ilícita y lavado de dinero.

En la Finca San Rafael, Chinautla, también fue detenida Alba Lissett Fabián Barrera, 40, por asociación ilícita y fraude.

Mientras que en la calle principal de Santa Cruz Chinautla: Manuel Escalante Vásquez, 44, por asociación ilícita.

Oscar Noé Cajero Bautista, de 32, fue capturado en Colonia San Julián zona 6, asociación ilícita, fraude y lavado de dinero.

Milton Alexander Aguirre Vásquez, 39, en colonia Santa Marta II, Chinautla, por asociación ilícita.

En residenciales Monte María III, zona 12 Villa Nueva: Cristian Adolfo Pérez Guerra, 35, por asociación ilícita, fraude y lavado de dinero.

En la colonia San Martín Chinautla, Esaú Alonzo Cajero Bautista, 39, asociación ilícita, fraude y lavado de dinero.

También a Brígido César Equité Guamuch, por asociación ilícita y fraude.

Alfredo Estuardo Morataya Paz, por lavado de dinero.

Alba Lissette Fabián Barrera, por asociación ilícita y fraude.

María Luisa Osorio Vásquez, por asociación ilícita y fraude.

David Antonio Pérez Muralles, por asociación ilícita, lavado de dinero y fraude.

Y William David Colindres Pérez, asociación ilícita, fraude y lavado de dinero.

LA ESTRUCTURA

El jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez, explicó en conferencia de prensa que a partir del 15 de enero del 2008 con la toma de posesión del nuevo Concejo Municipal de Chinautla comenzaron a fraguar una red de corrupción la cual estaba integrada por varias empresas dedicadas a la construcción.

Para constituir estas compañías se recurre al contrato de un fideicomiso con Banrural.  El 28 de marzo de ese mismo año asumió como concejal, la esposa del entonces alcalde, María Luisa Osorio de Medrano.

Luego el 24 de abril del 2009 Medrano expuso al concejo que ejecutaran 14 obras y que utilizarían el dinero del fideicomiso para llevarlas a cabo.

Estos proyectos serían de vivienda mínima, pavimentación de calles, construcción de alcantarillas, entre otros.

Según la investigación del MP y la Cicig, siete de estos proyectos fueron contratados de forma anómala ya que se crearon las empresas con nombres prestados de terceras personas, para extraer fondos municipales.

Estas compañías eran: Grupo Dinámica, S.A; Constructora Aguirre Hermanos, S.A; Servicios Bauca, S.A; Multitel, S.A; Santa Cruz Construcciones, S.A; Constructora Escala, S.A; Construcciones Equité, S.A; Muralles Pérez Construcciones, S.A; Chomo, S.A y Escalante Vásquez, S.A.

Estas 11 sociedades tenían al mismo contador, Gustavo Adolfo Soto Osorio, quien también fungía como auditor interno de la comuna.

Velásquez resaltó que algunas de las direcciones comerciales con las que fueron registradas estas empresas, son viviendas “comunes y corrientes”, “algunas tenían puerta de madera y paredes de lámina”, indicó.

Para conseguir el dinero la municipalidad adjudicó las obras a los comercios vinculados con Medrano.

El comisionado resaltó que la forma de operar era un “esquema de cooptación” para que se le asignaran las obras públicas a la red criminal para beneficiarse con los fondos de la comuna.

Al final el valor de los siete contratos ascendió a Q25 millones.

.
.

Leave a Reply