Home > Columnas > Thomas Piketty y el problema de la desigualdad

Thomas Piketty y el problema de la desigualdad

Columnista

Para el economista francés Thomas Piketty el tema de la distribución de la riqueza es un problema económico, social y político que cada vez más está adquiriendo centralidad en la actualidad sobre el cual hay que estudiar y discutir los resultados de las  mediciones  de este fenómeno que este autor presenta, luego de una profunda investigación realizada por él y un equipo de investigadores, con una sólida cantidad de datos empíricos que les permitieron hacer comparaciones  sobre este fenómeno en veinte países. Obtiene conclusiones válidas y novedosas que  corrigen las tendencias existentes en esta materia y en sus interpretaciones, como que son los países más desarrollados industrialmente como Estados Unidos y Reino Unido los  más igualitarios económicamente.

Esto no es cierto si se toma como base comparativa la medición, obtenida por este equipo, para afirmar  que el país más desigual del mundo son los Estados Unidos, seguido por Gran Bretaña, ya no es solo el continente Latinoamericano. El mito de que los países industrialmente más desarrollados eran los más democráticos e igualitarios económicamente quedó atrás. Ya no  es válido decir que son los países con igualdad de oportunidades y de enriquecimiento para todos los más democráticos. Entonces es necesario preguntarse cómo era obtenido anteriormente el índice de Gini  para medir la concentración de la riqueza en los países. Es uno de los temas que aclara este autor.

Toma en cuenta como antecedentes anteriores estudios realizados por autores como Kuznets y Kendrick y sus teorías sobre Estados Unidos,  fue la investigación de Kuznets  durante los años 1913-1948 la primera medición de la desigualdad de una sociedad, tomando en cuenta el pasado y las  diferentes etapas que este ha experimentado. El tema de la distribución de la riqueza ha tenido importancia desde el siglo XVII en Europa, en especial en el Reino Unido y en Francia. Reubicar el tema de la desigualdad en el centro del análisis económico es importante,  por razones históricas, ya que desde 1970 en adelante la desigualdad ha venido aumentando en los países ricos, en especial como se dijo en Estados Unidos que en la década 2000-2010  rebasó el nivel más alto que había alcanzado históricamente que fue entre  1910 a 1920.

En su libro “El capital del siglo XXI”  Piketty   concluye que en Estados Unidos el 1 % más rico de la población posee el 40 %  o más de la riqueza y que esta tendencia tiende a aumentar. El origen mayor de la concentración del capital y de la riqueza no está en el concepto de trabajo, del capital como trabajo no pago de industrial al obrero, sino en la posesión de las enormes herencias, pues se valoran más rápidos estos bienes que el salario. Rinden más las herencias recibidas que la producción de la riqueza nueva producida. El salario no se aprecia igual, para Piketty esta es la tendencia que se impone si los Estados o la historia no intervienen con el desarrollo de  procesos históricos o políticas fiscales adecuadas que fortalezcan a las democracias.

Leave a Reply