Home > Columnas > Acerca del debido proceso
COLUMNISTA

El debido proceso es una necesidad, para la institucionalidad de la Justicia. Y un derecho humano este requiere se observen todos los actos esenciales del mismo. Que el Juez Contralor sea, Juez de garantías en quien descansa integradamente la responsabilidad del ¨debido proceso¨. Este, en primer lugar es un requisito ¨sine qua non¨ para poder dictar una resolución justa. Cuáles son los criterios de Justicia de las resoluciones? Como se deben formar? Desde luego en la dicotomía de  Derecho y Justicia. Jamás debe decidirse por interés político. Debe prevalecen el Estado Constitucional de Derecho con toda su fuerza normativa, con su majestad y supremacía  constitucional, y sin contradicción con los principios de la norma superior.

.

No obstante, esto se puede tergiversar o fracturar o separar  de este paradigma constitucional. En este país hemos observado que ha habido ausencia de debido proceso en un sentido general, y en un sentido particular con referencia a la persecución penal. Tuve oportunidad de laborar como oficial y secretario de un tribunal del orden penal, donde se aplicaba el anterior código procesal penal. En este tiempo el debido proceso era precario y no institucionalizado, puesto que existían defensores que no eran abogados los que estaban motivados no por la Justicia, o por la verdad en el proceso. Ni la solemnidad de los actos procesales, ni menos la prevalencia de las garantías constitucionales puesto que lo urgente era aprobar las prácticas como requisito para exámenes y aprobación de curso o materia respectiva.

El otro elemento nefasto era el carácter inquisitivo resabio de sistemas semimonarquicos. Hubo también un tiempo de desfiguración del debido proceso, con los llamados tribunales de fuero especial, en los cuales con ausencia del Estado constitucional se dictaron sentencias incluso con pena de muerte, las que fueron ejecutadas. Más adelante en tiempo del doctor Edmundo Vásquez Martínez, nace la idea de un nuevo código Procesal Penal, enterrando el carácter inquisitivo y dándole un cambio hacia la modernización del proceso con un supuesto garantismo. Este código procesal penal ha sufrido numerosas reformas parches y deformaciones que han anulado lo que podría decirse debido proceso. En la actualidad puede decirse que no hay debido proceso esto se puede afirmar sobre la base de que el Ministerio Publico supuestamente todavía no tiene las capacidades respectivas y por haber cedido estatura institucionalidad, quizás voluntariamente o porque le impusieron el papel de segundón por la presencia de CICIG.

Esta afirmación se comprueba que recientemente sobre la base de un informe de CICIG a este se le dio la GLORIA y al Ministerio Publico –M.P- ningún reconocimiento. Debemos reconocer que el MP es el de los grandes esfuerzos institucionales de muchos fiscales y colaboradores trabajando, pero por muchos factores esencialmente extraños, se ha puesto en una complementariedad al Ministerio Público y en muchas oportunidades fracturándose el debido proceso en persecuciones políticas o ideológicas o por cualquier necesidad, para impresionar a los donantes. Estoy de acuerdo en la persecución de todos los que hayan violado la ley, grandes o pequeños pero en el debido proceso viéndola la justicia en cada caso, con jueces de garantías no de juzgamiento en la fase de contraloría judicial. Es penoso ver litigar por los medios escritos y televisivos a todos los que deben apegarse a su institucionalidad como es CICIG y el Ministerio Público y también los defensores.

El Ministerio Público es una institución Constitucional superior a la misma CICIG. Debe de respetarse su institucionalidad. Estos es una necesidad pues por exceso en el mandato CICIG trastoca el debido proceso. Esto no construye confianza ni fortalece la institución del M.P. Se dice que hay una  transición para pasar capacidades. Esto es una falacia. El M.P, es una institución y a esta no se le “capacita” restándole de su institucionalidad. Este gran defecto y de un cierto modo un decantamiento Es el gran obstáculo para el “DEBIDO PROCESO” Hasta cuando se negara ese Derecho humano de todos?

.
.

Leave a Reply