Home > Columnas > El fuerte ayude al débil
COLUMNISTA

El principio de “el fuerte ayude al débil”, se encuentra en la Biblia Cristiana como un precepto ético y es también una demanda de Dios en el sentido teológico, que debe de cumplirse por los Cristianos. Este mandamiento ético de actuación que deberíamos de observar en nuestras relaciones  entre persona, no es hoy una actitud prevaleciente y dominante. En la propia biblia la palabra de Dios, advierte que generalmente los seres humanos actuamos como fuertes y duramente con los débiles y frente a los fuertes actuamos débilmente como pusilánimes y paniaguados.

.

Todo lo cual es reprochable desde  la respectiva de la ética fundamental y universal. En éste país el que tiene algún poder lo utiliza para avergonzar, aplastar y humillar con la finalidad de atemorizar para inhibir  y excluir a las personas obstaculizando y violando el ejercicio de derechos fundamentales. Ejemplo de esta situación no institucional, hay de lo más variado. Un ejemplo reciente es la persecución con finalidad política mediante antejuicios contra diputados, aun cuando algunos fuesen procedente, con una finalidad política visible, alterando conciencias, representaciones y votos en el Congreso de la República para APROBAR LAS REFORMAS CONSTITUCIONALES DEL MAL LLAMADO SECTOR JUSTICIA EN TODO CASO ES UN ORGANISMO CONTITUCIONAL.

OTRO EJEMPLO RECIENTE SON LOS EMBAJADORES que se inmiscuyen y se meten en nuestra vida política institucional, pervirtiendo la institucionalidad, tal los embajadores con una actuación agresiva,  irrespectuoso y totalmente delesnable. Otro ejemplo, es la SAT que se mete a priori en la determinación de la veracidad y exactitud de ajustes tributarios promoviendo juicios penales. Igualmente, la amenaza de la persecución penal que ha hecho que la libertad de expresión del pensamiento esté enanizada, disminuida y decantada, logrando un ambiente de poco decir, de poco opinar, de casi nada denunciar.

El ser humano asociado con otros, bajo un Estado constitucionalidad de Derecho, se encuentra en una posición de una cierta debilidad para la protección de sus derechos y libertades. No obstante, el Estado institucionalmente, es el fuerte que debe ayudar protegiendo al  que está en posición de debilidad que es el ser humano pero no cumple las normas y actúa con anomia. Cuando el Estado se hace desertor de sus deberes fundamentales, que es el institucionalmente fuerte, ponen en indefensión  a las personas y a los ciudadanos. yo exijo como ciudadano que se cumpla por el Gobierno y todos los funcionarios y empleados el artículo 140 de la constitución Política de la República de Guatemala que literalmente dice:

ARTICULO 140 ESTADO DE GUATEMALA. GUATEMALA ES UN ESTADO LIBRE, INDEPENDIENTEMENTE Y SOBERANO, ORGANIZADO PARA GARANTIZAR A SUS HABITANTES EL GOCE DE SUS DERECHOS Y DE SUS LIBERTADES. YA Y AHORA.

.
.

Leave a Reply