El Siglo

Eco pensó que no los “iban a cachar”

La audiencia se realiza en la Sala Mayor de la Torre de Tribunales. Foto: Willy Estrada.

En la Sala Mayor de la Torre de Tribunales continúa la audiencia de anticipo de prueba del caso Cooptación del Estado, en la que por más de seis días está declarando Salvador Estuardo González Alvarez, alias Eco.

En esta ocasión, al ser cuestionado por el abogado de Juan Carlos Monzón, de Vivian Urízar, entre otros, declaró la forma en la cual decidió continuar participando en actividades ilícitas, a sabiendas de la ilegalidad de los hechos.

“Se sentía bien estar asesorando al señor presidente de la República y la vicepresidente”, expresó.

De acuerdo a su declaración, “fue contratado para una cosa y terminó haciendo otra”.

Su participación inició cuando Juan Carlos Monzón le habló para llevar o apoyar en la gestión de sociedades anónimas, de Roxana Baldetti.  “En ningún momento me manifestó que eran ilegales”, comentó.

Le mencionaron que su función sería para ayudar en la gestión de las sociedades, dada la experiencia que él tenía en asesoría. Por lo que asumió que sus capacidades profesionales iban a interesar en el sentido de ver planes de negocio y “paró viendo cómo hacer para lavar desde poco hasta mucho dinero”, a través de las sociedades anónimas.

Aclaró que las sociedades de las que resultó lavando dinero eran las que conformaban el Grupo Estrella, es decir: Comercial Urma, Publicmer, Publiases, Serpúmer y La Montaña Ecológica S. A., las cuales eran cinco compañías de papel que fueron creadas a petición de Baldetti.

SE DIO CUENTA

Eco se percató que las cosas no eran como se habían pactado, con Monzón y Baldetti, cuando comenzaron a decir que no podían dar los nombres de las sociedades al momento de comunicarse entre ellos. Así como en las comunicaciones telefónicas, en donde se referían por LDP en lugar de decir Luisa de Pérez, nueva de Otto Pérez Molina. Según él, fueron varios momentos que le dieron indicios que las actividades que realizaban estaban fuera del marco legal.

“Debí decir, hasta aquí y renunciar, hasta incluso denunciarlos”, expresó González, sin embargo fue una acción que no realizó.

Decidió continuar porque “se sentía bien estar asesorando al señor presidente de la República y la señora vicepresidente”, pensó  “¿Quién nos va a cachar en estas?, por supuesto que me equivoqué porque hoy estoy como testigo e implicado en otros casos”.

A decir del colaborador eficaz, dos meses después de haber iniciado a trabajar, se dio cuenta que estaba inmerso en actividades ilegales.

“No me enorgullezco en haber hecho esto” pero decidí seguir hasta el día de mi captura.

Durante el tiempo que brindó sus servicios, presentó tres veces su renuncia de manera verbal a Juan Carlos Monzón; estas fueron porque fue muy complicado “aguantar, hacer o proponer algo, porque cualquier cosa que se realizará, generaba reclamos de Baldetti”. Sin embargo, recordó que las tres veces tuvieron un “no, como respuesta”.

Además Eco mencionó que el auditor Mario Contreras le dijo que “ella (Baldetti) lo necesita”.

González mencionó que la exfuncionaria, “al final hacía lo que quería” y aún así continúo asesorándolos.

Continúe leyendo: 

Eco aconsejó a Otto Pérez Molina aparentar lo ilegal en legal

.
.