Home > Columnas > Guatemala al rescate 96
NUEVO

Los enfrentamientos entre los pobladores de Ixchiguan y Tajumulco en San Marcos, tienen su origen cuando estos municipios  se separan y queda pendiente determinar sus límites territoriales, aunado al uso de un nacimiento de agua, que ha sido causa de esos enfrentamientos desde 1933, es decir que durante 83 años no se resolvió  un problema que se hubiera podido solventar de manera definitiva y el costo en vidas humanas, durante todos estos años, hubiera podido evitarse.

Hoy la realidad es otra, aparte de ese problema limítrofe y de agua que ya no es el problema principal, no se remarca la problemática de fondo  que es la utilización de la tierra para la  plantación de la amapola  que sustituyó al cultivo de la papa  en esa región desde  1986, en esos años  miembros de los carteles mexicanos en contubernio con narcotraficantes guatemaltecos, se dieron a la tarea de convencer a los pequeños agricultores a dedicarse a sembrar amapola a cambio de una cantidad de dinero por cosecha que normalmente se paga por adelantado,  de la  amapola se extrae el opio en pasta, la cual es entregada a los carteles mexicanos, convertida por estos en heroína y trasladada a los EEUU.

Paralelamente, a partir de la firma de la paz en 1991, se inició un proceso de reducción del Ejército en el que se cerraron bases y destacamentos  militares y se inició un proceso de   reconversión de la Policía Nacional a Policía Nacional Civil,  y como consecuencia, los municipios  aledaños a esas áreas fronterizas  se quedaron  totalmente desprotegidos en materia de seguridad y justicia, por lo que, grupos de la criminalidad organizada aprovecharon  ese vacío de poder y ausencia  del Estado para  tomar el lugar de las instituciones encargadas de la seguridad y ejercer control sobre la población.

Estos dos municipios que hoy se encuentran en conflicto comparten una misma realidad, la pobreza y la pobreza extrema, de acuerdo al cuarto censo nacional de talla en escolares del 2015, en Tajumulco el 56.4% de los niños entre 6 y 10 años sufren desnutrición crónica, y en Ixchiguan afrontan esa misma problemática el 51.1%. Estos  datos  nos permiten entender que en muchos de los casos, porque no es la generalidad, se involucran en la siembra de la amapola personas que no cuentan con ningún tipo de recurso y encuentran en este cultivo, una forma de sobrevivencia.

En otros casos, aprovechando la ausencia del Estado, la criminalidad organizada se apropia bajo amenazas o despojan a los propietarios de sus terrenos para ser utilizados en la siembra de la amapola,  el pago que se hace por las cosechas de la siembra de la amapola en estas áreas es por adelantado, normalmente se  dan tres cosechas al año, y este tipo de cultivo  tampoco soluciona el problema de la pobreza ya que el dinero llega a pocas familias y no al grueso de la población, en donde escasean los servicios básicos, la salud, la educación y el trabajo.

El Estado de Sitio decretado no solucionará el problema de fondo porque, estoy convencido, que para que pueda terminarse con este tipo de cultivos, es necesario que se detenga, igualmente, el consumo en países como Estados Unidos que es el gran mercado para este producto ilícito, por lo tanto, la siembra de la amapola continuará;  aparte de que  no existe un cultivo sustituto de la amapola que ofrezca la rentabilidad que esta tiene, tres cosechas por año y el pago de cada una de las cosechas por adelantado  y la triste realidad es que el Estado no cuenta con los recursos ni está en la capacidad de mejorar las condiciones sociales y económicas de la región, en otras palabras, no puede crear fuentes de trabajo, no puede garantizar la salud, la educación, ni  proveer seguridad y justicia a sus habitantes.

El esfuerzo hecho por el ejecutivo a través del ejército y de la Policía Nacional Civil debe ser aplaudido, pero también se tiene que tener absoluta claridad que cualquier operativo de esta magnitud tiene que estar acompañado de un plan integral que cambie las condiciones para los habitantes en esa área, porque de otra manera, la situación volverá a ser igual.

No deje de leer:

Guatemala al rescate 95

.
.

Leave a Reply