Home > Columnas > ¡Ineficiencia legalizada en el gobierno!

¡Ineficiencia legalizada en el gobierno!

NUEVO

¿Sabe Ud. cuántos trabajadores del Ministerio de Salud Pública de Guatemala tienen licencia para no trabajar? Aunque se mencionó la cifra de 2,000 trabajadores en esa situación lo cierto es que no lo sabe a ciencia cierta ni la Ministra de Salud ni los sindicatos del propio Ministerio. Estos trabajadores reciben sueldos pero sin trabajar. Es decir, con la justificación de ser sindicalizados y trabajar para el sindicato entonces reciben un sueldo, son inamovibles y no trabajan para lo que se les contrató. De ser cierta la cifra de 2,000 trabajadores del Ministerio de Salud en esta situación, estaríamos hablando de un 3.6% de la fuerza laboral de ese Ministerio que no trabajarían.

.

El caso es importante porque es un reflejo de lo que ocurre en el gobierno. ¿Cuántos otros ministerios no tendrán una situación similar? ¿Por qué los sindicatos pueden gozar con un privilegio en detrimento de todos los demás trabajadores y de quienes pagamos impuestos? Definitivamente este es un tema que hay que parar en seco. Es inaudito que existan trabajadores que no trabajen pero que si cobren sus sueldos a fin de mes. La cosa se pone peor cuando nos dicen que existen plazas fantasmas peo nadie sabe cuántas son.

Esto de las plazas fantasmas es un mal generalizado en las instituciones públicas de Guatemala. Por eso el gobierno ha tratado de determinar cuántos funcionarios públicos laboran en total en ese organismo. Así las cosas, tenemos un problemón en el gobierno. No sabemos cuántos empleados públicos hay en total, ni cuántas plazas fantasmas existen y ahora también ignoramos cuántos trabajadores cobran sueldo pero no trabajan por gozar de una licencia por pertenecer al grupo élite de algún un sindicato.

Para terminar de complicar la cosa, sumemos cuántas cosas hace el gobierno que no debería hacer. Aquí nos daremos cuentas que hay muchísimas actividades en las que el gobierno se mete pero que no le corresponden. Estas actividades requieren recursos tanto físicos como humanos. Y al estar dedicados a actividades improductivas que se lleva a cabo de una manera ineficiente. Recursos que podrían utilizarse mejorando las condiciones de la Policía y los tribunales de Justicia.

Se ha vuelto a hablar de una posible reforma fiscal. Es obvio que para incrementar impuestos y recaudación ¿Por qué no se habla de bajar los impuestos al mínimo? O bien, por qué no se terminan de identificar claramente las plazas fantasmas y se eliminan aquellas que no se necesitan y sólo están consumiendo escasos recursos. Hay tanto por hacer para eliminar estas ineficiencias del gobierno, pero no se percibe que se haga. Posiblemente lo están haciendo, pero la percepción es otra.

Antes de pasar cualquier paquete tributario el gobierno debería limpiar la casa. Sigue sin hacerlo. Entonces, ¿cómo creen quienes propongan el nuevo paquete tributario que será aceptado por la gente? Definitivamente no será aceptado y pasará lo mismo que la vez pasada, fue rechazado por todos y el mismo gobierno tuvo que retirar la propuesta.

Si queremos caminar todos hacia el mismo lado, los sindicatos deben renunciar a estos privilegios de recibir salarios sin trabajar, el gobierno debe hacer público cuántos trabajadores hay en el gobierno y cuántas plazas son fantasma y finalmente, el gobierno debe cerrar de inmediato aquellas instituciones y Ministerios que no deberían existir porque no son función del gobierno indicando con claridad cuánto será el ahorro.

 

.
.

Leave a Reply