El Siglo

Vecina vierte líquido a la alcantarilla y tiñe de turquesa el río Platanitos

Por: Rony Véliz y Débora López

Una residente del inmueble ubicado en la 8a. calle 15-46 colonia Santa Isabel II, zona 3 de Villa Nueva, dijo a las autoridades de ambiente y municipales que derramó al menos 110 galones de químicos en el drenaje de su casa, desde la noche del martes. Lo que provocó que el río Platanitos se tiñera de color turquesa.

De acuerdo con el director ejecutivo de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Amatitlán (AMSA), Amed Juárez, el personal levantó las tapaderas de las alcantarillas hasta llegar a la fuente de contaminación, que resultó ser una vivienda que, a simple vista, no se ve que sea una fábrica, tampoco en los registros de la municipalidad aparece como un negocio de operación industrial.

Por lo que, junto a personeros del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y un fiscal de la Sección de Delitos contra el Ambiente del Ministerio Público (MP), solicitaron un allanamiento “inmediato” a un juzgado municipal, en donde lo autorizaron. También los acompañaron, agentes de la División de Protección a la Naturaleza (Diprona), de la Policía Nacional Civil (PNC).

Juárez explicó que el MARN puede hacer verificación industrial o en plantas de tratamiento, pero en este caso, por tratarse de una vivienda, solo se podía proceder con una orden de juez competente, para constatar si lo que decía la vecina era cierto o si en el lugar operaba algún tipo de negocio que estuviera recurrentemente contaminando el río.

RESULTADOS DEL ALLANAMIENTO

Las autoridades informaron que no encontraron más que los botes vacíos y que no hallaron evidencia alguna de actividad industrial. Sin embargo, Juárez aseguró que mañana plantearán una denuncia contra la mujer porque “nadie puede alegar ignorancia ante la ley”.

Por su parte, la vecina quien se identificó como Alma Patricia López Asencio, con número de Documento Personal de Identificación (DPI) 1594 56215 0608, indicó que compró los recipientes para “acarrear agua”, pero “como se los dieron baratos”, iban llenos de la materia prima para hacer pintura por lo que los lavó y vertió en el drenaje la alta concentración de químicos, la cual llegó al afluente y podría causar daños devastadores en la cuenca del Lago de Amatitlán, añadió el entrevistado.

Por esta emergencia ambiental se puso en funcionamiento la planta de tratamiento de la colonia Santa Isabel II, para tratar el agua contaminada y así evitar que llegue con ese colorante a las casas de los pobladores de ese municipio.

El laboratorio de AMSA investiga el tipo de químicos y tintes que fueron esparcidos, lo anterior con los respectivos muestreos. El resultado será obtenido en dos semanas aproximadamente.

En tanto, la municipalidad de Villa Nueva condenó este tipo de acciones “que atentan contra el medio ambiente y por consecuencia contra la salud de los habitantes del municipio”. Además, hizo un llamado a las autoridades ambientales y sanitarias a no dejar sin castigo a los responsables del hecho.

Fotos: Rony Véliz 

.
.