Home > Columnas > Venezuela anuncia su salida de la OEA

Venezuela anuncia su salida de la OEA

Columnista

Venezuela anunció por medio de su canciller Delcy Rodríguez, que por instrucciones del presidente Nicolás Maduro, su país inicio esta semana el proceso para su retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La decisión fue tomada, luego de que la OEA convocara a una reunión de cancilleres para tratar la crisis política venezolana, sin el aval de Venezuela.

“La OEA persistió en acciones intrusivas contra la soberanía de nuestra Patria y por ende procederemos a retirarnos de la Organización. Nuestra doctrina histórica está enmarcada en la Diplomacia Bolivariana de Paz y nada tiene que ver con la OEA”, declaró la canciller.

Por su parte el embajador de Venezuela ante la OEA, dijo ante el Consejo Permanente “Ayuda forzada no es ayuda, es imposición y a Venezuela nada se impone”. “Esta sesión es un acto hostil que nada ayuda a la situación interna” del país. También acusó a la organización y a su secretario general, Luis Almagro, de ser “agentes abiertos de agresión contra Venezuela” y de “alentar a los grupos más violentos y extremistas” en el país.

Efectivamente, según se establece el Artículo 143 de la Carta de la OEA, los países miembros tienen la posibilidad denunciar dicha Carta para concretar su retiro de la organización. Venezuela ha anunciado que presentará una carta de denuncia a la OEA y se iniciará el procedimiento de retiro bastante largo. Ya que para que dicho retiro se haga efectivo tendrían primero que transcurrir dos años contados a partir del momento que el gobierno notifique la decisión.

Durante el periodo de dos años Venezuela tendrá que cumplir con algunos procesos y obligaciones, y entre las obligaciones se encuentra pagar la deuda pendiente de su cuota como miembro de la OEA, que hasta diciembre de 2016 ascendió a 8,7 millones de dólares. La Carta de la OEA no se refiere únicamente a las obligaciones de tipo económicas, también señala otro tipo de obligaciones, ya que estipula que los países miembros deben respetar la democracia representativa, los derechos humanos, la separación de poderes y la libertad de expresión, precisamente son los puntos que la OEA, pide a Venezuela que cumpla.

En teoría, en tanto no se cumplan esos dos años, la OEA podría continuar discutiendo la situación en Venezuela y tomar decisiones al respecto, las cuales serían Venezuela se vería obligada a cumplir, hasta que se haga efectiva la denuncia.

Sin embargo, la canciller venezolana aseguró que su gobierno no participará en lo sucesivo “de ninguna actividad, de ningún evento donde se pretenda posicionar el intervencionismo y la intromisión de este grupo de países que solo buscan perturbar la estabilidad y la paz” en su país.

El anuncio de abandonar la OEA, ha tomado a muchos por sorpresa, dicha decisión cerraría un importante espacio de comunicación y debate entre el régimen venezolano y los demás países del continenteaún cuando el gobierno venezolano ha descalificado en varias ocasiones a la OEA como foro regional debido a la presencia de EE. UU.

La salida de Venezuela de la OEA tiene un costo importante en la imagen internacional, puede interpretarse que Venezuela es un Estado que no está dispuesto cumplir sus compromisos internacionales, que no desea exponerse a la posibilidad que la OEA aplique la carta democrática. También demuestra falta de voluntad para resolver la crisis, crisis que inclusive algunos de los Estados, con los cuales tiene estrechas relaciones reconocen. Y puede ser un indicativo de la intención del régimen de radicalizarse. Además dicha decisión lleva a Venezuela a un aislamiento.

.
.

Leave a Reply