Home > Editado para la historia > Escenario para un atentado
Escenario para un atentado

Manuel Estrada Cabrera, originario de Quetzaltenango fue presidente de Guatemala del 8 de febrero de 1898 al 15 de abril de 1920, estuvo en el poder durante 22 años.

Se dice que la administración del licenciado Estrada Cabrera por el tiempo que llevaba en el poder, había perdido la popularidad que un día gozó y sus detractores sabían de la ambición que tenía por reelegirse en 1904.

La mayoría de enemigos que tenía el presidente se dio a la tarea de sacarlo del poder, pero él ya tenía al Ejército en sus manos y los militares de línea eran los que predominaban, haciendo a un lado a los verdaderos militares que eran los egresados de la Escuela Politécnica.

Años después de la reelección hicieron explotar una bomba de dinamita al paso de la comitiva presidencial, el 29 de abril de 1907, en la 7a.  avenida y 17 calle de lo que hoy es la zona 1.

Se dice que en la esquina de ese lugar, escenario del atentado, se construyó la escuela de Corrección de Menores. Más tarde fue una estación policíaca y actualmente está construido un edificio del Instituto de Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) conocido por todos los afiliados como Policlínica del IGSS.

Los guatemaltecos el licenciado Enrique Ávila Echeverría, ingeniero Baltazar Rodil, Felipe Prado y don Rafael Madriñán, trabajaron con denuedo, junto con amigos consecuentes con la lucha contra la tiranía y prepararon un atentado contra el gobernante.

La intentona no fue del todo exitosa para los terroristas, ya que el artefacto lanzado no cayó, como se proponían, donde iba sentado el mandatario, en el hecho salió herido el jefe de Estado Mayor del Ejército José María Orellana y resultó muerto el conductor del carruaje don Patrocinio Monterroso.

Los hechores fueron víctimas de un delator y el 20 de mayo de 1907, según crónicas, los autores del atentado, citados al principio, se refugiaron en una casa del Callejón del Judío y allí los copó la Policía. Ellos habían hecho una promesa de morir dando la cara al sol y darse un balazo frente a frente, lo que se supone hicieron con mucha valentía. Digno ejemplo de chapines que siempre han tratado de vivir sin ninguna atadura y con ansias de vivir en paz.

Leave a Reply

dos × 5 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com