Home > Actualidad > Exgobernador mexicano espera ser extraditado en Matamoros

Exgobernador mexicano espera ser extraditado en Matamoros

170416 javier duarte matamoros

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, fue trasladado a la cuartel militar Matamoros, ubicado en zona 1 capitalina, mientras se realiza el proceso de extradición a México.

De acuerdo con el informe oficial, Duarte llevaba al menos dos días hospedado en el hotel de cuatro estrellas, Hotel La Riviera de Atitlán, había pagado en efectivo con identidad falsa y se encontraba acompañado por su esposa, añadió el jefe policial.

Asimismo, la Procuraduría General de la República de México (PGR) explicó que la pista para dar con la ubicación de Duarte fue un viaje que realizó su familia, la cual partió del aeropuerto de Toluca hacia Guatemala en un vuelo privado.

En total eran ocho los pasajeros que arribaron a Guatemala en el vuelo privado. Además, los familiares del prófugo traían consigo una fuerte cantidad de dinero en billetes de diferentes monedas como euros, dólares y pesos mexicanos.

Duarte acudió a recepción para quejarse de un problema de comunicación en su habitación y, al ser sorprendido por seis agentes, “se identificó con otro nombre” hasta que se le practicaron pruebas de huellas dactilares, dijo Stu Velasco, subdirector de la Policía Nacional Civil (PNC).

El exgobernador de Veracruz es señalado de cargos por delincuencia organizada y operaciones con recursos ilícitos.

La fiscalía mexicana, que solicitó la colaboración de Guatemala para la captura del exgobernador, aseguró que se encuentra gestionando su extradición.

Las autoridades mexicanas expidieron una orden de aprehensión contra Duarte el 14 de octubre de 2016 por presuntamente cometer delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Poco después, la fiscalía mexicana se lanzó en una búsqueda del exgobernador y ofreció una recompensa de unos 717.400 dólares. En enero, Interpol emitió una ficha roja para su detención.

SANCIÓN EJEMPLAR

Durante la gestión de Duarte (2010-2016), Veracruz -estado que bordea el Golfo de México- se convirtió en uno de los estados más violentos de México, con sangrientos asesinatos por parte de cárteles narcotraficantes, varios casos de desaparición forzada y el asesinato de 17 periodistas.

Uno de los cárteles con más poder en Veracruz es el de Los Zetas, fundado en los años noventa por militares de élite desertores y que se disputa el territorio con el cártel de El Golfo.

Duarte, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), renunció a su cargo el año pasado, antes de terminar su mandato, y aseguró en una entrevista con la cadena Televisa que él no huiría, que quería “dar la cara” para afrontar las “infamias, calumnias que no tienen sustento” en su contra.

Pero, tras su fuga, el PRI lo expulsó de sus filas y emitió el sábado un comunicado en el que exigió se le “sancione ejemplarmente”, así como a quienes hayan formado parte de su red delictiva.

El partido oficialista también demandó “que se recupere el dinero y los bienes producto de actividades ilícitas”.

Duarte no es el único exgobernador mexicano perseguido por la justicia: Tomás Yarrington, gobernador de Tamaulipas (norte) entre 1999 y 2005, fue detenido el domingo pasado en Italia por lazos con el narcotráfico.

Y el exgobernador de Quintana Roo (este) Mario Villanueva fue detenido en 2001, extraditado a Estados Unidos y condenado por vínculos con el narcotráfico, antes de ser devuelto a México, donde fue nuevamente encarcelado.

OSTENTACIÓN Y LUJOS

En enero, las autoridades lograron que dos empresas devolvieran 19,3 millones de dólares que obtuvieron de manera ilícita del Gobierno de Duarte y, un mes después, las autoridades incautaron una bodega repleta de obras de arte, antigüedades y diarios personales de Duarte.

Entre los objetos hallaron pinturas, antigüedades de valor, lujosas sillas para montar, juegos de cubiertos, ostentosos muebles e incluso sillas de ruedas que se presume son propiedad del Gobierno.

También encontraron un cúmulo de documentos que presumiblemente vinculan directamente a Karime Macías de Duarte, esposa del ex jefe edil, en la preparación y ejecución de acciones para desviar recursos públicos en beneficio personal y de algunos cómplices.

Entre los documentos se encuentran los diarios de Macías y varias libretas donde anotaba de puño y letra de manera detallada cuentas bancarias, propiedades en México y en el extranjero, así como una relación extensa de familiares, funcionarios públicos, socios y diversas personas con quienes hacían negocios ilícitos al amparo del poder.

Con información y fotos de: AFP

Leave a Reply

tres × tres =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com