Home > Editoriales > Jueces y magistrados deben ser electos con lupa

Jueces y magistrados deben ser electos con lupa

editorial

Los diputados del Congreso aprobaron ayer la reforma al artículo 207 de la Constitución de la República, que se refiere básicamente a los requisitos que deben llenar quienes aspiren a ser jueces y magistrados. Al final, este artículo quedó aprobado con los 105 votos requeridos para tal efecto. Esta enmienda se refiere a las calidades y requerimientos que un profesional debe llenar para optar a dichas funciones, entre ellas se establece que deber ser guatemalteco de origen, de reconocida honorabilidad, ser abogado y notario, con colegiación activa y estar en el pleno goce de sus derechos ciudadanos.

.

Esto establece que el juez o magistrado no podrá tener otro empleo, cargo de dirección o asesoría a organizaciones políticas, sindicatos o entidades que reciban, administren o ejecuten recursos del Estado. Asimismo, no podrán ejercer la calidad de ministro de cualquier religión o culto, exceptuando el ejercicio docente. La función de magistrado o juez es incompatible con cualquier otro empleo, cargos de dirección o asesoría en organizaciones políticas, sindicatos o entidades que reciban, administren o ejecuten recursos del Estado o sean parte de la administración del mismo; así con la calidad de ministro de cualquier religión o culto, con el ejercicio profesional y otras que la ley establezca. Se exceptúan el ejercicio de la docencia, en la forma prescrita por esta Constitución.

Los requisitos y prohibiciones que fueron aprobados en la sesión del Congreso de ayer son importantes, puesto que el cargo de juez o magistrado es delicado para la aplicación de la justicia en el país. Hay aspectos que se aprobaron, como el que dice “reconocida honorabilidad”, un término tal vez subjetivo, porque del adjetivo “honorable” se dice que es la persona que actúa con honradez y por ello es digna del respeto y admiración de los demás. La honradez de cada persona, según algunos analistas, es difícil de medirla, porque tiende a interpretarse que quien es honrado no roba, no es corrupto, y llena una serie de cualidades humanas referentes a ser una persona intachable.

Lo que sí es cierto, es que la ciudadanía desea que quienes ocupen altos cargos en las altas esferas de la justicia, sea en la Corte de Constitucionalidad o en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), llenen estas características. Si observáramos el proceso que llevó a muchos jueces y magistrados a la actual CSJ, tendríamos serias dudas en quienes las propusieron y las eligieron. Hay muchos profesionales que tienen procesos legales y esto deja mucho que desear en quienes los escogieron. Está bien que se hayan establecido los requisitos para elegir a jueces y magistrados, pero el mayor problema está en quienes tienen la responsabilidad de proponerlos y llevarlos a esos cargos. Está comprobado que se equivocaron, porque en la actualidad muchos están en la cárcel o enfrentan juicios.

.
.

Leave a Reply