Home > Nacional > #HogarDeLaMuerte: “La puerta ya estaba abierta cuando llegué”

#HogarDeLaMuerte: “La puerta ya estaba abierta cuando llegué”

Por: Yerdi Callejas

Durante 1 hora y 45 minutos, Santos Torres, exdirector  del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, declaró sobre los hechos del pasado 8 de marzo, en los cuales murieron 41 menores, producto de un incendio que sucedió en el lugar.  Lo anterior fue parte de la audiencia por el caso Hogar Seguro que se realizó ayer.

ESTABA EN SU OFICINA

Torres Indicó que el pasado 7 de marzo,  a las 13:30 h,  se encontraba en su oficina, puesto que anteriormente había tenido una reunión con personal que había contratado de educadores, a quienes se encontraba dando la bienvenida y una inducción.

A la hora del almuerzo, recibió la llamada de una persona encargada de seguridad, quien le indicó: “Lic. Fíjese que hay un grupo de adolescentes de Mi Hogar, que entraron en crisis, quienes se dirigen en este momento al comedor y vienen para acá al área de San Gabriel”, dijo que su respuesta para lo sucedido fue  “ahora veo eso, luego llamó a  Brenda Chamán, quien, según el director, es la jefa de ese hogar.

“La llamé y le dije “ya sabe lo que está pasando”, a lo cual ella respondió no, para eso Torres respondió, dónde está,  y ella le respondió “almorzando”. Continuó diciendo que al salir de la oficina efectivamente las niñas ya venían por el área de San Gabriel, y se subieron a los techos, quienes, según Torres, pretendían incitar a los adolescentes de sexo masculino del centro mencionado.  En ese momento, dijo que  los empezaron a maltratar, el personal comenzó a decirles que se bajaran de los techos y que no hicieran eso.  Para buscar la manera  de tratar que ellas se conciliaran y dejaran de actuar de esa manera.

Santos Torres indicó que él regresó a su oficina y se quedó personal de seguridad viendo cómo podían mejorar  la  actitud de las menores. Fue en ese momento cuando llamó a la licenciada Anahy Keller, quien ocupaba el cargo de subsecretaria de la Secretaría de Bienestar Social (SBS) para comentarle lo ocurrido, pero no contestó, al ver que no respondía llamó al secretario de la SBS Carlos Rodas, a quien le comentó lo ocurrido y le solicitó apoyo, a lo cual Carlos Rodas contestó que vería qué hacer y se dirigiría al lugar.

A los cinco minutos Anahy Keller le devolvió la llamada y también le comentó lo ocurrido, a lo que ella respondió “Hay Dios mío y ahora esas niñas qué tienen”. Santos Torres Indicó que no sabía qué era lo que tenían, y al igual que al secretario Rodas le solicitó el apoyo,  agregándole que se encontraban intermediando,   pero que las niñas aún se encontraban en los techos y en el muro perimetral, donde se lograron bajar y se dirigieron a su área. 

SALEN LOS MENORES

Agregó que a los 15 o 20 minutos comenzaron a salirse los adolescentes masculinos de San Gabriel, y a dividirse  dirigiéndose al área de su hogar, entonces Torres indicó que tenían instrucciones giradas que al momento que se dieran esos tipos de crisis que lo primero que había qué hacer era resguardar la seguridad y la integridad de los niños más pequeños.

Esto era porque los de Lisa Martínez que son niños masculinos y los de Princesitas son niños de 6 a 12 años  y en esa misma área se encontraban 8 niñas madres, a quienes los jueces remitían al hogar y las ubicaban con las niñitas. En las dos aéreas tenían aproximadamente 100 niños.

612 ENTRE NIÑOS Y NIÑAS

En total eran 612 niños, niñas y adolescentes que se encontraban en protección del Hogar Seguro. En el departamento de capacidades diferentes se encontraban aproximadamente 184 niños de edades de cero a 17 años, donde tenían niños, niñas, adolescentes y adultos con capacidades especiales. Lo primero que hicieron ese día fue resguardar la seguridad de esos menores y los de discapacidad.

Al ver que se brincaban los otros jóvenes se fueron a resguardar a los niños con capacidades diferentes en donde se encontraban los niños y niñas de 6 a 12 años, “esto fue como medida  para que los jóvenes de San Gabriel y Mi Hogar no pudieran hacerles daño, pero de igual manera estos niños entraron en crisis”, agregó. 

“Los  jóvenes de San Gabriel llegaron  a mi Hogar Seguro, comenzaron a romper  las puertas, balcones, ventanas y todo lo que encontraban, a sacar a las jovencitas y fue donde se unieron para hacer disturbios, donde se empezaron a subir a los techos y  manifestaron su descontento”, agregó. 

Dijo que a todo esto ya se había llamado al jefe de la Policía de San José Pinula para pedir apoyo, puesto que entre las funciones de ellos está prestar auxilio.  “Cuando se dejaron ir todos los adolescentes,  mixtos y de ambos hogares, se vio en una turba de unos 125 jóvenes aproximadamente, todos juntos se fueron para el área administrativa, ellos iban por los techos, los muros y caminando hasta llegar a la administración. Quebraron todo lo que encontraban a su paso, estos iban con pedazos de madera, vidrio, piedras y block”, prosiguió.

Santos Torres indicó  que se encontraba con el personal y que todos  estaban asustados, puesto que fueron directamente al portón principal, agregando que le llamó la atención que el Ministerio Público (MP) no pusiera esa parte, puesto  tuvo que quedar registrada en las cámaras, ya que recuerda que había 43 cámaras en buen estado.

En lo que el disturbio ocurría,  comentó,  volvió a llamar a la licenciada Chamán para preguntar si ya se había comunicado con la Procuraduría de los Derechos Humanos, a lo cual ella indicó  que ya iban para el lugar, así mismo, se contactó a la Procuraduría General de la Nación, a la cual personalmente él (Torres) contactó al licenciado Flores para indicarle lo que estaba ocurriendo. Aparte de ello llamó al MP, bomberos y Policía Nacional Civil (PNC).

LA FUGA

A las tres de la tarde, explicó, se fueron para el portón donde se encontraban los monitores que son los encargados de la seguridad, no se pudo percatar si se salieron por el portón algunos adolescentes.  Solo logró ver cuando se fueron y a la misma regresaron en su mayoría.  Luego observó  que iban llegando unidades de la PNC,  los adolescentes se fueron al área del comedor, rompiendo vidrios de una ambulancia.

Luego de pasar por el parqueo que estaba adentro del Hogar,  para dirigirse al área del comedor,  donde los jóvenes tenían un deposito de tres puertas, comenzaron a pegarle a las mismas, algunos se subieron al muro perimetral y saltaron, al romper la primera puerta los jóvenes encontraron una segunda puerta, para luego poder salir del lugar.

Aproximadamente a las cuatro de la tarde, dijo,  llegó la PDH al lugar, donde luego de llegaría atrás  una patrulla con adolescentes que encontraron en los alrededores.  La representante de la PDH le indicó a Santos  dónde se encontraba el secretario y la subsecretaria, puesto que no habían llegado pero se encontraban en camino. Fue entonces donde la PDH empezó a platicar con el primer grupo de adolescentes que se encontraban en el lugar, mientras la Policía seguía llegando con más jóvenes.

LLEGAN AUTORIDADES

Santos comentó que a las cuatro y media de la tarde llegó la subsecretaria y siguieron dialogando con los jóvenes, pero estos se encontraban enojados.  A las 17:00 h,  llegó el secretario de SBS Carlos Rodas, mientras la Policía seguía llevando a jóvenes que se habían escapado, puesto que algunos se encontraban en el centro de San José Pinula, otros en los ríos de aguas negras y algunos en las arboledas.

El secretario, la subsecretaria y la licenciada Castro de la PDH, se encontraban dialogando de la situación y ver qué solución le encontraban al asunto. Luego fueron a dar un recorrido por las instalaciones para verificar los destrozos. Las autoridades platicaron con un grupo de adolescentes, quienes comentaron las molestias, y que había un grupo de jóvenes que los molestaba y que no querían que estos que se salieron regresaran, puesto que  los amenazaban y querían obligar a participar en la revuelta.

Agregó que en horas de la noche los adolescentes por momentos se calmaban y por otros parecían furiosos y empezaban a tirar piedras, palos, entre otras cosas e incluso algunos se cortaron con vidrios y  que los vieron sangrando y pidieron favor a los Bomberos que los ayudaran. Cuando llegaron los medios de comunicación los jóvenes se exaltaron aún más, indicó Santos Torres.

Comentó que las autoridades indicaron que querían alquilar buses para trasladar a los jóvenes al Juzgado de Turno para ponerlos a disposición, puesto que muchos de ellos no querían que los que se encontraban afuera entraran a seguir causando más disturbios.

EL FATÍFICO INCENDIO

Al hablar del día trágico, el 8 de marzo,  indicó que llegó  al Hogar a las 8:20 h, aproximadamente, cuando escuchó que gritaron que había fuego donde estaban las patojas. Dijo que  dio la orden de sacar los extintores y llevar cubetas,  aparte ordenó que se llamara a los bomberos,   y que llevaran agua para apagar el fuego. Agregó que en ese momento llamó a  Carlos Rodas y Anahy Keller para informarles de la situación.

Cuando llegó  al lugar indicó que ya estaban sacando a las primeras jóvenes caminando y lograron apagar el fuego.  “La puerta ya estaba abierta cuando llegue”, prosiguió. Indicó que luego de eso él platicó  con el jefe de seguridad del Hogar Seguro que se encontraba de turno, quien le dijo que pasó  supervisando a eso de las siete de la mañana y todo se encontraba sin novedad. El jefe de seguridad también había ordenado la comida para ambos grupos.  “Al  final llamé a la asistente del área administrativa, quien me  indicó que se encontraba la jueza de Paz de San José Pinula, a quien fui atender, en ese momento el fuego ya se había apagado”.

A su criterio solo duró de 10 a 16 minutos.Comentó que cuando atendió a la jueza estaban enviando a las niñas al área administrativa, donde estaba la jueza con su secretario, quien iba a realizar la exhibición personal. En el momento también se llamó al MP. Para todo ello, eran aproximadamente las 9:15 h.  Dijo que verificaron el traslado de las adolescentes, quienes fueron enviadas al Hospital San Juan de Dios y al Roosevelt.  Comentó que luego contabilizaron a las 17 señoritas fallecidas y que él ya no se acercó  al aula, puesto que no podía contaminar la escena.

Santos Torres indicó  que él no sabía que la puerta del aula donde se encontraban las jóvenes se encontraba cerrada y que para los casos de emergencia no tenían un protocolo programado puesto que desde diciembre de 2016 se envió uno que aún no era aprobado.  Al terminar con las declaraciones de Santos Torres, el juez brindó un receso de una hora, para luego retomar la audiencia, en la cual declararía la exsubsecretaria Anahy Keller, quien decidió no  declararar ante el juez del Juzgado Cuarto.  El juez Guerra indico que se suspendería la audiencia y se retomaría el día de hoy  a las 10:00 h, en la sala de audiencias ubicada en la 20 calle y 9a. avenida.

.
.

Leave a Reply