Home > Columnas > El Ejército y los jóvenes
NUEVO

Inicio por orientar a nuestros jóvenes sobre las Fuerzas Armadas de Guatemala, esta es una organización encargada de la defensa nacional de la República de Guatemala. Según el artículo 244 de la Constitución está destinada a mantener la independencia, la soberanía y el honor de Guatemala, la integridad del territorio, la paz y la seguridad interior y exterior, lo cual no ha cumplido. El presidente de la República es el comandante general.

“Es importante que se depure dicha institución, se le quite privilegio s y se les obligue a pagar impuestos”.

El ministro de Defensa es responsable del seguimiento de las políticas de gobierno y transmite sus órdenes a través del jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, quien es el responsable de la operatividad de las diferentes unidades. Constitucionalmente, las Fuerzas Armadas de Guatemala se dividen en: las Fuerzas de Tierra; las Fuerzas de Mar y las Fuerzas de Aire: las cuales se representan en la Fuerza Aérea Guatemalteca. Uno de los acuerdos de paz, firmado en diciembre de 1996, se enfoca en que la misión de las fuerzas armadas debía ser exclusivamente en asuntos externos. Sin embargo, expresidentes de la República, utilizaron una cláusula constitucional durante los últimos años para ordenar al Ejército que apoye a la Policía en aspectos de Seguridad Civil. La cláusula constitucional se encuentra en el artículo 244 de la Constitución Política de la República de Guatemala, en donde se enfatiza que la seguridad interior y exterior es competencia del Ejército.

Los Acuerdos de Paz, señalaron una reducción de un tercio de las fuerzas armadas y el presupuesto autorizados. Además, una enmienda constitucional para permitir el nombramiento de un ministro de Defensa civil, dicha enmienda fue rechazada como parte de una consulta popular en mayo de 1999, pero las discusiones entre las ramas ejecutivas y legislativas continúan sobre cómo alcanzar este objetivo. Cuando se ha utilizado el Ejército por órdenes del mando militar, contra manifestaciones y acciones de la sociedad civil, peleando sus derechos, algunos presidentes por miedo de perder su cargo, han actuado abusivamente irrespetando los derechos humanos y la Democracia, usando a los militares. Esto ha causado desagrado dentro de la mayoría de guatemaltecos contra militares ya que los guatemaltecos lo que reclaman es una paz duradera, donde se respete los derechos humanos y la Democracia.

Ha esto se le suma el desprestigio de algunos militares que se han enriquecido económicamente con descaro corrupto, haciéndose dueños de los impuestos de los ciudadanos, aumentándose exageradamente su salario y con privilegios de exoneración de impuestos y su Comisariato del Ejercito que aún existe. Es importante que se depure dicha institución, se le quite privilegios y se les obligue a pagar impuestos y ganar salarios en iguales condiciones que la sociedad civil. Debe cumplirse con el compromiso que se adquirió, con la firma de la Paz.

Leave a Reply

4 × 1 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com