Home > Pulso > El comercio después del TTP

El comercio después del TTP

A mediados de marzo, los ministros y representantes de alto nivel de las naciones que firmaron la Asociación Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por sus siglas en inglés), así como China, Colombia y Corea del Sur, se reunieron por primera vez desde que el gobierno del presidente Trump se retiró del acuerdo comercial. La señal enviada desde Viña del Mar, Chile, donde ocurrió el encuentro, fue clara: el comercio multilateral y la integración del Pacífico están más vivos que nunca.

El encuentro, cuyo anfitrión fue Chile como presidente pro tempore del bloque comercial de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú), fue una muestra necesaria de estabilidad en un creciente mar de incertidumbre. El proteccionismo, el nacionalismo y el populismo están tristemente en alza en todo el mundo. Los países de la Alianza del Pacífico continuarán trabajando con Estados Unidos de manera bilateral, pero la región Asia-Pacífico está lista para liderar la nueva era de la globalización en el siglo XXI continuando el enfoque pluralista al comercio planteado por el TPP, aunque el acuerdo ya no exista como fue concebido.

Los 15 países de la Cuenca del Pacífico que estuvieron en Chile hace tres semanas mostraron un consenso sólido y estable a lo largo de la región Asia-Pacífico, en torno a la idea de que las economías abiertas, el libre comercio y la integración regional representan el camino hacia el desarrollo inclusivo y progresista.  La Alianza del Pacífico acordó en Viña del Mar comenzar negociaciones comerciales con socios en la región Asia-Pacífico con el fin de concluir rápidamente acuerdos incluyentes y equilibrados que cumplan con los altos estándares establecidos por el TPP, tales como un acceso a mejores servicios, derechos laborales, protección ambiental y lineamientos comunes para el comercio electrónico.

La Alianza del Pacífico por sí misma representa más de un tercio del producto interno bruto de América Latina, aproximadamente la mitad del comercio de la región con el resto del mundo, y además incluye a un creciente mercado de consumidores de más de 214 millones de personas comprometidas con el comercio libre y justo que trabajan juntas para lograr un flujo libre de bienes, servicios, personas y capital.

.
.

Leave a Reply