El Siglo

Exdirector del Hogar Seguro admite no tener experiencia en niñez y adolescencia

Durante el segundo día de audiencia de primera declaración por la tragedia ocurrida en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción que le arrebató la vida a 41 menores de edad, el exdirector de la institución, Santos Torres, rindió declaraciones y admitió que no posee estudios ni experiencia en el cuidado de la niñez y adolescencia.

La diligencia se realizó en el Juzgado Cuarto de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, dirigida por el juez, Carlos Guerra.  Torres relató los hechos de forma cronológica, un poco más de una hora, desde el momento en el que los adolescentes se fugaron hasta que fue apagado el incendio.

Al terminar su declaración fue interrogado por el Ministerio Público (MP) y al solicitar que detallara su experiencia en materia de cuidado y protección a menores de edad, Torres tardó en responder y casi entre dientes contestó que es inexperto en ese ramo.

“No tengo estudios o experiencia en esa área yo soy abogado”, mencionó e indicó que tiene dos maestrías, una en seguridad pública y otra en defensa, además de un doctorado en ciencias penales.

También dio a conocer que no existe un protocolo escrito en casos de emergencia y que solamente tienen “medidas de seguridad verbales”.

Señor Santos Torres ¿cuáles fueron exactamente los lineamientos que siguió para que la fuga no pasara a términos mayores?, cuestionó la fiscal del MP a lo que el señalado respondió: “primero llamé a fuerzas de seguridad y luego a la jefa del departamento de atención a la niñez pero la verdad eso no está escrito en ningún lugar”.

Entre el relato el exdirector detalló que cuando las niñas fueron encerradas bajo llave “él no estaba presente” y señaló que la Policía Nacional Civil (PNC) fue quien localizó, tomó el control, ingresó y se quedó bajo el resguardo de los jóvenes.

EL RELATO

Según el sindicado, cuando se percataron que los adolescentes se dieron a la fuga alertaron a las autoridades correspondientes y que cuando llegaron al lugar delegados de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) apareció una patrulla con un grupo de jóvenes con el cual dialogaron pero ellos (los menores) “solo insultaban a los policías”.

“Los trabajadores del hogar me dijeron que ya no los dejáramos entrar porque estaban atemorizados y no querían que la crisis se volviera algo más grande”, dijo.

“Después nos reunimos con la licenciada Keller y el subsecretario Rodas para encontrar otra solución, ellos dijeron que era mejor que los trasladaran a otros lugares”, agregó.

De acuerdo a Torres accedió a la propuesta porque en el recinto había sobrepoblación de menores y “creyó que era lo más conveniente”.

También lo cuestionaron en cuanto al ambiente en el que las niñas estaban encerradas y mencionó que habían contemplado dejarlas en el auditorio del hogar pero que los sanitarios no estaban cerca y que las señoritas “necesitaban tener ese servicio cerca” por lo que ingresaron a los varones a ese lugar y buscaron otra pieza para que las jóvenes pasaran la noche.

“Encontramos el aula donde ocurrió todo, estaba abierta y los baños estaban a la par, todo acordamos que debían quedarse en ese cuarto”, dijo.

“Mujeres policías las revisaron (a las niñas) y las ingresaron de cinco en cinco, como ya era muy tarde me fui a eso de las 4:00 de la mañana del 8 de marzo, todos nos fuimos hasta la PDH”, subrayó.

Luego mencionó que como su entrada era a las 7:00 horas y no había desayunado, tomó su tiempo de comida y cuando regresó al hogar le dijeron “hay fuego donde están las patojas” y vio que cuerpos de socorro llevaban sábanas mojadas para sofocar las llamas.  “Cerca de ese lugar había una pila, entre todos llenamos cubetas y apagamos el fuego”, aseguró.

“Todo fue tan rápido entre 10 y 15 minutos, me sentí tan impotente señor juez”, concluyó.

REPROGRAMAN AUDIENCIA

Por otro lado, el exsecretario de Bienestar Social de la Presidencia (SBS), Carlos Antonio Rodas Mejía, también rindió declaraciones pero indicó que no respondería las preguntas del interrogatorio.

Rodas mencionó únicamente que los varones se quedaron en el auditorio del recinto y que las señoritas fueron llevadas al aula por el servicio sanitario.

Mientras la exsubsecretaria de Bienestar Social, Anahy Keller, se abstuvo de declarar por lo que el juez Guerra suspendió la audiencia y programó la continuidad para mañana a las 10:00 donde el MP pedirá que se dicte el auto de procesamiento contra los tres señalados por los delitos de homicidio culposo, abuso de autoridad, incumplimiento de deberes y maltrato contra personas menores de edad.

Foto: Willy Estrada/ Corporación de Noticias, S.A

.
.