Home > Mundo > Papa visita región italiana reconstruida tras sismo de 2012

Papa visita región italiana reconstruida tras sismo de 2012

Recibido por decenas de miles de fieles, el papa Francisco visitó el domingo Emilia Romagna, en el norte de Italia. La región está casi totalmente reconstruida tras dos fuertes terremotos registrados en 2012, un ejemplo que busca dar esperanza al centro del país, que vivió una situación similar el año pasado. La primera parada de Francisco fue en el Duomo de Carpi, donde depositó un ramo de flores blancas a los pies de una imagen de la Virgen en el interior. Tras años reparando los daños causados por el sismo, la catedral abrió sus puertas el pasado fin de semana.

“Hay quienes permanecen enterrados entre los escombros de la vida”, dijo el papa en su homilía ante una multitud, estimada en 20.000 personas, que siguió la misa al aire libre en la plaza. “Y están aquellos que, como ustedes, con la ayuda de Dios se levantan de los escombros para reconstruir”. Otras 50.000 personas siguieron la ceremonia en pantallas gigantes instaladas por toda la ciudad, que tiene 70.000 habitantes. Durante su visita, que durará todo el domingo, el pontífice argentino mantendrá un encuentro con las familias de quienes perdieron a sus seres queridos y se reunirá con sacerdotes, monjas y seminaristas.

RECONSTRUCCIÓN  EJEMPLAR

El modelo de reconstrucción de Emilia Romagna tras los terremotos de magnitud 6,1 y 5,8 de mayo de 2012 está considerado ejemplar. Incluyó la colaboración entre políticos, empresarios y obispos para determinar las prioridades comunes. La visita papal busca ser un símbolo de agradecimiento por la reconstrucción, dijo el arzobispo de Carpi, Francesco Cavina, a la televisora de la Conferencia Episcopal italiana, TV2000. Pero también es “una señal de esperanza de que la reconstrucción es posible para la gente del centro de Italia, que desafortunadamente sufrieron lo mismo que nosotros de forma más dramática”.

El pasado 24 de agosto, un sismo de magnitud 6,1 sacudió las regiones de Umbría, Abruzzo y Marche, todas en el centro de Italia, y mató a casi 300 personas además de derribar miles de edificios entre los que había iglesias, monumentos históricos y museos, y dejar inhabitable el centro de algunas localidades. En octubre se registró una cadena de temblores, entre ellos el más fuerte en el país en casi cuatro décadas, de magnitud 6,6, que no causó víctimas mortales porque las zonas más vulnerables ya habían sido evacuadas. Las autoridades estiman que los daños por los terremotos de 2016 ascienden a más de 23.500 millones de euros (25.000 millones de dólares), frente a los 13.500 millones de euros de los de Emilia Romagna.

Leave a Reply

20 − 1 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com