Home > Columnas > Esmeralda y los extraterrestres

Esmeralda y los extraterrestres

NUEVO

L a profesora Esmeralda Mallada, astrónoma profesional de Uruguay, vino la semana pasada a la Universidad Galileo a dar una charla sobre asteroides, oportunidad que aproveché para hacerle algunas preguntas, no de asteroides, sino de temas más profundos, de los que a mí me interesaba saber su respuesta. Esmeralda Mallada tiene 80 años, mucha experiencia y yo no quería dejar pasar esta oportunidad, que no se tiene todos los días, para saber lo que piensa una astrónoma que ya ha navegado sus horas en el espacio.

Vale la pena hacer un breve paréntesis para decir que la Profesora Mallada, es muy querida en Uruguay, pero no sólo allí, como comenta Sebastián Musso, de Argentina “los argentinos también la queremos mucho”. Como si eso fuera poco, los astrónomos aficionados de Paraguay solicitaron a la NASA que honrará su labor nombrando un asteroide en su honor, y efectivamente, la NASA renombró el asteroide 16277, de 5 kilómetros de largo, como “Mallada”. Como todos los genios, Esmeralda empezó temprano en astronomía. A los 15 años fue cofundadora de la Asociación de Astrónomos Aficionados de Uruguay, y luego, al graduarse de bachillerato, fue profesora de astronomía en la secundaria de varios liceos, por más de 30 años. A la edad de 52 años, ingresó a la facultad de Ciencias a estudiar Licenciatura en Astronomía y se graduó el 13 de marzo de 1998, a los 61.

Después de eso, ha seguido activa en la enseñanza, participando en la Semana de la Ciencia y la Tecnología, asesorando el estudio y corrección de errores en la construcción de relojes de sol en Uruguay, participando en star parties (nosotros las llamamos observaciones). Cierro paréntesis. Entonces tengo a esta astrónoma enfrente, hablando de asteroides, explicando sus características, las posibilidades que un choque con la Tierra y por supuesto del temible Apofis, que pasará rozándonos en 2029. ¡Con toda tranquilidad dice que la Tierra desviará un poco su trayectoria y que una posibilidad es que regrese en 2036 y ahí sí nos pegue!! Al finalizar, concede permiso para preguntar, y yo le lanzo la mía  “Licenciada, con base en su experiencia, ¿usted cree que exista vida extraterrestre, inteligente, no microbios?”, y contesta “Sin duda, creo que existen seres inteligentes en otros lados del universo, pero están muy lejos. Aunque viajen a la velocidad de la luz se tardarían demasiado en llegar.” Me quedo servido. Satisfecho.

Que una astrónoma, después de décadas de estudiar el universo, me diga que no tiene dudas de que existen seres extraterrestres, me lleva a la respuesta que buscaba. No los podemos ver, pero seguro ahí están. ¿Cómo serán? ¿Podrán ver más colores que nosotros? ¿Creerán en Dios? ¿Qué sabrán del universo? ¿Llegaron a la misma conclusión que Einstein o la superaron? ¿Tienen sentimientos? ¿Tiene una forma de gobierno? ¿Son impersonales y fríos? ¿Son como máquinas? ¿Habrá nobleza entre ellos? ¿Serán depredadores? ¿Cuáles son sus preguntas sobre el Universo? ¿Cómo nos miran? ¿Somos importantes o apenas unas hormigas? Quiero saber.

Esmeralda vino a darnos una lección de vida.

.
.

Leave a Reply