Home > Columnas > Los opositores a la Constitución y al régimen de legalidad

Los opositores a la Constitución y al régimen de legalidad

opinion

Por: Alejandro Palmieri Waelti

En un artículo anterior mencionaba el caso del ex canciller mexicano Jorge Castañeda y cómo intentó ser candidato presidencial en abierta violación a la ley electoral vigente entonces en aquel país. Este es un ejemplo de cómo a muchos elementos de izquierda les viene del norte la Constitución y las Leyes. 

En Guatemala tenemos de esos por montones.  A cada rato escuchamos o leemos sus fumadas “propuestas” que no tendrían nada de malo de no ser que con esas peregrinas ideas pretenden que se haga o deshaga cualquier cosa en el país sin tener en cuenta que no son viables bajo el ordenamiento jurídico o que van contra preceptos constitucionales.  A ellos eso no les importa.  Pretenden dictar los rumbos de la Nación con escribir con su mano en el aire.  Eso de apegarse al orden constitucional no ha sido el fuerte de la izquierda en Latinoamérica. De repente por ello es que con tanta facilidad y celeridad pretenden reformar nuestra constitución.

El más reciente ejemplo es el de Martín RodriguezPellecer, quien en su columna de opinión-a la cual tiene harto derecho-, dice que se busquen mecanismos para, entre otros, convocar a elecciones anticipadas.  Se me hace que quienes hacen esas propuestas jugaron mucho Nintendo y cuando no les gustaba cómo iba el juego apretaban el botón de “Reset” y empezaban de nuevo como que si nada hubiese pasado.  La vida y la Nación no funcionan así.  Como sociedad debemos aprender a tomar decisiones y aceptar las consecuencias.  No se puede andar quitando presidentes como si se tratara de un calcetín.

Me queda claro que Martín no es Jimmyliever, yo tampoco lo soy, pero estoy claro también que hay que fortalecer la institucionalidad y que eso no se logra tratando a la Presidencia en forma baladí. Parafraseando a David Martínez-Amador, la remoción presidencial no resuelve nada de todos modos.

La izquierda guatemalteca no se ha caracterizado por su respeto a las instituciones.  Cuando no les gusta un fallo judicial lo primero que hacen es atacar al juzgador en vez de redargüir la juridicidad del fallo.  Ese comportamiento no logra convencer a los votantes en elecciones -evidentemente- y por ello siempre andan buscando acceder al poder a través de mecanismos alternativos y violando la Constitución. 

Desde 1985 cuando ha habido amenazas al orden constitucional, éste ha prevalecido.  Cuando lo de Serrano Elías y lo de Pérez Molina, funcionaron las instituciones y los mecanismos constitucionales; no se requirió “llamar a elecciones anticipadas” o necedades como esa.  Se trata de fortalecer las instituciones y el régimen de legalidad, no hacerlo chinche, pero claro, ese no es el camino preferido de la izquierda latinoamericana.

.
.

Leave a Reply