Home > Columnas > Dos incongruencias fatales
NUEVO

GuilleSi algo ha caracterizado a este desgobierno es la incongruencia. Y me refiero a los tres poderes: incongruencia en el Ejecutivo, en el Legislativo, en el Judicial. Todo está ampliamente embarrado de incongruencias. Lo triste es que estas decisiones incongruentes pueden llevar a la fatalidad. Y es ahí donde reside la importancia de exigir que el Gobierno tome decisiones congruentes. Pero a veces pareciera que es pedirle peras al olmo.

.

La primera incongruencia y desfachatez de la semana es pretender desalojar al Hogar Rafael Ayau. Esta desconcertante, triste y cínica noticia se recibe por parte de una carta de la Procuraduría General de la Nación dirigida a las monjas de la iglesia Católica Ortodoxa Antioqueña de Guatemala para que, “devuelvan” el inmueble que hoy ocupa al Hogar, en la 16 calle entre la 3a. y 4a. avenida de la zona 1.

El trabajo que ha realizado el Hogar Rafael Ayau ha sido tangible, visible y congruente con su filosofía. Sin embargo, la PGN se empecina, desvergonzadamente, en comunicar que el usufructo, mediante el cual se daba el inmueble a la Iglesia no es legal, pues la escritura y el acuerdo gubernativo no fueron publicados ni registrados. Son 400 menores los que están en el Hogar, que han sido atendidos de forma intachable por las religiosas, quienes sin ninguna retribución al estilo gubernamental se han decidido en cuidar y proteger la vida de estos niños.

Una decisión estúpida por parte de la PGN en la coyuntura que vivimos, con un hogar de menores recientemente incendiado en donde vidas se perdieron injustificadamente, por decisiones torpes y administradores ineptos. Y aún así, se dan el “tupé” de venir a solicitar el cierre del Hogar, porque el “inmueble no les pertenece”. Vaya manera de resolver una situación en donde a cualquier luz, el que pierde es el pueblo de Guatemala. ¿Qué será que hoy la PGN, aún con toda la situación actual, se atreve a solicitar este desalojo? ¿Cortina de humo? ¿Decisión hepática? ¿Desfachatez total? Señores de la PGN, si no van a ayudar, AL MENOS NO ESTORBEN.

Otra terrible incongruencia es la que vimos el día de ayer, cuando se dejó libre a cuatro pandilleros señalados de participar en la ola de violencia, a la cual fue sometida la PNC, luego de la oportuna intervención de la Policía para retomar el control del centro correccional Etapa II, rescatando a los monitores que habían sido secuestrados.

En un video que se hizo viral, estos mareros salen saludando a la cámara presentándose antes de realizar sus ataques a las estaciones de Policía. Cuatro de ellos fueron detenidos, pero la jueza Norma Liseth García, de Mixco, seguramente bajo amenazas, los dejó libres, sin más ni más. De nuevo tenemos a cuatro ternuritas que están listas para usar sus diferentes armas y seguir creando videos virales que son trofeos en el mundo de la escoria.

¿No es suficiente ya descaro? Las autoridades pareciera que han perdido toda la materia gris, con decisiones que solo contradicen a la justicia. Este mundo, definitivamente, no es justo, pero es nuestro deber pelear para que se haga justicia y nuestro gobierno sea, por lo menos, congruente, con la lógica y la razón humana.

.
.

Leave a Reply