El Siglo

En lugar de una cárcel proponen construir un hogar para niños

Por: Jessica Pérez G.

Miembros de la Organización Artesana dieron a conocer que propondrán que en un área del municipio de Villa Nueva, donde se anunció que se construirá una cárcel de rehabilitación para mujeres, mejor se edifique un centro de protección para niños. Andrea Barrios, de dicho colectivo, indicó que se proponen construir un hogar de protección para los niños institucionalizados con discapacidad en esa área.

Expuso que el ministerio de Gobernación, debe utilizar mejor el área donde funciona el Hogar Seguro Virgen de La Asunción, en San José Pinula para ubicar allí a las privadas de libertad. “El área de Villa Nueva debiera ser para los niños discapacitados y la de otra para las privadas de libertad”, agregó.

Indicó que lo ideal es que las familias deben agotar todos los recursos que estén a su alcance previo a institucionalizar a un niño. Barrios, dijo que se hace necesaria la construcción de centros de protección que tengan la capacidad y las herramientas necesarias para el cuidado de los niños institucionalizados y más aun con los menores con discapacidad.

LA PROPUESTA

Para que esta idea se concrete, propone una especie de trueque entre la Secretaría de Bienestar Social (SBS) y el ministerio de Gobernación. La recomendación consiste en intercambiar el espacio que ocupan los hogares San Gabriel y Virgen de la Asunción en San José Pinula, por el espacio que utilizará el Mingob para la creación de un centro de privadas de libertad que albergará, según las autoridades, a mujeres con enfermedades crónicas y que tendrán a sus hijos cerca de ellas.

Enfatiza en la necesidad de tener estos niños en un área adecuada y cercana, así como la creación de mecanismos de comunicación de 24 horas para que los menores puedan informar si en algún momento sus derechos fuesen vulnerados.

Otro de los aspectos a considerar según la porta voz de la organización Artesana es agotar todos los recursos familiares de los niños antes de institucionalizarlos y de esta manera evitar el hacinamiento ya que muchas veces las institucionalizaciones son innecesarias. Según esta organización once de las niñas que se encontraban en el hogar Virgen de la Asunción son hijas de privados de libertad.

.
.