Home > Columnas > Derechos humanos en Marro
NUEVO

La semana pasada se llevó a cabo un importante evento de derechos humanos en la Universidad Francisco Marroquín.  Se celebró por segundo año consecutivo el College Freedom Forum en el que seis activistas defensores de la libertad y los derechos humanos contaron sus propias historias. Seis jóvenes, seis historias, seis vidas que milagrosamente siguen activas. Jóvenes valientes que vivieron duras experiencias y que, en algunos casos tuvieron que abandonar sus propios países o se les ha vedado el ingreso al mismo.  Ellos son:

Abdalaziz Alhamza, joven periodista (26 años) de Siria, quien decidió con un grupo de amigos y familia no callar ante los crímenes del Estado Islámico.  Poco a poco fue perdiendo a sus amigos que fueron asesinados por no callar, por filmar todas esas violaciones a los derechos humanos de todo tipo y por hacerla llegar a todo el mundo.  Fundó Raqqa Is Being Slaughtered Silenty (Raqqa está siendo asesinada silenciosamente) que ha unido a varios periodistas exponiendo esos abusos.

Jamila Raqib de Afganistán.  Vive hace años en Estados Unidos trabajando en el Instituto Albert Einstein promoviendo la Libertad y la Democracia mediante acciones no violentas, capacitando a activistas de todo el mundo en tácticas de resistencia pacífica para contrarrestar los abusos de poder y la represión. Cuando tenía 5 años se vio obligada con su familia a huir de la opresión Soviética en Afganistán.  Omar Sharif Jr. es un joven actor egipcio nieto del famoso actor Omar Sharif.  Su vida cambió cuando dio a conocer su secreto, justamente con la Primavera Árabe.  Su secreto, decir que era gay, le provocó una gran cantidad dad de amenazas de muerte.  Tuvo que abandonar su querido Egipto, país al que sigue amando, y se ha convertido en un activista de los derechos LGBTI en todo el mundo.

Rosa María Payá, joven cubana hija de Oswaldo Payá.  Es una activista cubana que lucha por la libertad en ese país.  Promueve, al igual que su padre, un plebiscito para que los cubanos puedan decidir quién debe gobernar y cómo ha de hacerlo.  Para ello lidera un grupo de cubanos bajo el nombre Cuba Decide.  El régimen cubano no ha permitido ni va a permitir que esto ocurra pero mientras más apoyo internacional se les dé la probabilidad de lograrlo aumenta. Yulia Marushevka  es una joven ucraniana que ha luchado en las calles protestando contra la corrupción.  Gracias a estas protestas y a su protagonismo en un video que se hizo viral donde ella misma, con apenas 24 años cumplidos, narraba las protestas desde la Plaza Euro Maidan, se logró la caída de su corrupto presidente, Víctor Yanukovich a finales de 2013.

Luego asumió el cargo de directora de aduanas de la provincia de Odessa.   Logró que el proceso de nacionalización de mercancías se hiciera en pocos, transparentes y sistematizados pasos que no debían durar más de 15 horas.   Antes tomaba días y se resolvía con corrupción.  Mientras ella hablaba a la audiencia en Guatemala, su casa era allanada por el grupo de corruptos afectados. Y finalmente, Anastasia Lin, modelo y actriz china –canadiense- quien ha emprendido una dura batalla contra la censura.  Nació en la República Popular de China pero vive en Canadá donde se convirtió en reina de belleza.  No puede ir a su país natal por haber criticado el régimen. Su padre ha sido perseguido y amenazado en varias ocasiones por parte del gobierno Chino.  Los chinos siguen siendo víctimas de la censura y en el caso de ella, su familia que vive en China ha sufrido represalias por las críticas que ella ha dicho contra el régimen.

.
.

Leave a Reply