Home > Nacional > “A ti: Olvidada mujer poderosa”

“A ti: Olvidada mujer poderosa”

Por: Claudia Nuñez

La Mujer Poderosa que yo admiro comienza su día alrededor de las 3 de la mañana, cuando baja de un cerro hacia un pozo, allí se baña a la luz de la luna rogando que ningún animal –de nuestra o de otra especie- le haga daño mientras logra su aseo y acarrea agua en grandes baldes que sostiene cual el más hábil malabarista -¡y sin nada que envidiar!- del “Circo del Sol” sobre su cabeza, hasta un cuarto fabricado de paredes de cartón con viejas y oxidadas láminas, al cual llama “hogar”.

.

Entumecido su cuerpo por la helada mañana, todavía nocturna, prepara algunos viejos enseres en la penumbra, porque hablar de luz es un lujo para ella: platos de barro, ollas de peltre y algunos trapos, cubiertos y comida, entre los hijos todavía dormidos y hambrientos. Es tarde…son las 4 de la mañana y debe caminar varias cuadras para conseguir un lugar, cuando no un asiento, en una camioneta que la acerque un poco a su oficina: alguna banqueta o acera dentro del mundo “civilizado”, en donde el olor a atoles calientes, rebanadas de fruta y, si el negocio va próspero, algunas hilachas de carne y tortilla, que, con buena suerte y la mano de Dios, atraerán a algunos peatones que pudieran ser sus primeros clientes.

Esta mujer es tan Poderosa, que no solo viaja con todas sus herramientas de trabajo a cuestas, sino que además, se las ingenia para cargar sobre sus espaldas a su hijo menor, porque aún es lactante y no puede quedarse al cuidado de sus otros hijos, apenas mayores, quienes esperarán hambrientos a su madre allá, lejos, en el cerro, ya entrada la noche.

El día se hace corto para tanto trabajo, no hay tiempo para todo: atender al niño tirado en la banqueta sobre una vieja colcha, llevando sol y humo de camionetas, y atender a tanto transeúnte hambriento. Ella espera que el viaje sea más liviano, cuando todo se haya vendido.

Esta increíble mujer recoge sus cosas a las 6 de la tarde: los platos y el agua sucia que queda dan cuenta de que el día no pasó en vano, aun cuando nunca podrá aspirar a vacaciones pagadas, a un seguro social, ni a un aguinaldo… de hecho, estas palabras ella nunca las ha escuchado y le son desconocidas, tanto que frunce el ceño cuando se las menciona.

Volverá a casa en el mismo bus que la dejó de madrugada en la banqueta, pensando cuánto tiempo le quedará para poder seguir llegando a este lugar de trabajo, antes de que sea desalojada por la autoridad municipal. No importa el futuro… Para mientras, así ha dado de comer a toda su casa. El niño va más sucio, asoleado y molesto, pero llevan algunos quetzales arrugados y mojados o aún con restos de comida en su delantal. La cosecha del día… Con suerte, le espera un catre o cartones para descansar, y más niños qué alimentar.

La vida ha pasado rápido, no conoció a su papá, y aun siendo niña, cuidó a sus hermanos y así contribuyó al sustento del hogar. Ha cumplido ya 30 años sin estudios ni futuro, y en dichas circunstancias, es admirable su espíritu aun emprendedor, su incansable labor. Es maravilloso pensar que aún sueña con seguir cumpliendo años y mandar a los niños algún día a la escuela más cercana, o ¿quién sabe?, quizás hasta poner un foco en la casa. ¿No es acaso de admirar su fuerza de corazón? ¿No es acaso ella la auténtica Poderosa?

Olvidada Mujer: hoy no recibirás una ovación, sé que no tendrás una medalla en un podio porque no conoces a alguien que reconozca tu ardua labor, ni te dé un micrófono para contar tu historia, pero debes saber que eres Poderosa, aunque no tengas un trabajo en oficina, cuadros con títulos, una casa o seres que te respalden.

Simplemente lo eres porque representas más del 70% de las trabajadoras de nuestro país, en condiciones de lo que llaman informalidad económica: la creciente forma de ganar algo cada día para ti y todos tus hijos. Recibe este modesto homenaje a tu monumental esfuerzo, por una sola hoja del calendario de tu vida, y que la fuerza te acompañe. Del Diccionario de la RAE: Poderoso(a): Grande, excelente, o magnífico en su línea. Activo, eficaz, que tiene virtud para algo.

.
.

Leave a Reply