Home > Editoriales > Inició la Cuaresma
editorial

La feligresía católica se dio cita ayer en varias iglesias del país para mostrar su fe y con ello permitir que el sacerdote que oficio la misa les colocara la tradicional cruz de ceniza en la frente. Con ello dio inicio la Cuaresma en Guatemala, que marca una serie de actividades y procesiones, previo a la Semana Santa.

.

Quien se considera un católico de verdad, en esta época cuaresmal revive la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, no simplemente para rendir culto al dolor y la muerte, sino como el acto del Hijo de Dios para la salvación del hombre, su creación más perfecta.

Un católico es una persona que forma parte de un grupo selecto que viste de morado y negro, su espíritu se renueva año con año y sus más nobles y profundos sentimientos afloran paralelamente con la buganvilia y las jacarandas.

La Cuaresma es una época en la que se da la oportunidad de meditar y reflexionar sobre nuestros actos, pasados y futuros, y no necesitamos ser cucuruchos para vivir profundamente nuestra religiosidad. La espiritualidad trasciende más allá de seguir una tradición,  usar un lenguaje específico, un color de túnica definido. Simplemente con llevar nuestra vida ordenada, rigiéndonos al apego de las normas y sentido común, y aprendiendo a respetar y a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, es suficiente.

La Cuaresma del año 2017 tiene lugar del 1 de marzo al 13 de abril. Este tiempo es un periodo del calendario litúrgico que comenzó ayer y finaliza el Viernes Santo  sobre las 15:00 h. Para quienes practican el catolicismo son unos días de ayuno y penitencia, donde se excluyen los domingos, por ser días de fiesta.

La Cuaresma tiene cinco domingos más el Domingo de Ramos, en cuyas lecturas los temas de la conversión, el pecado, la penitencia y el perdón, son dominantes. No es un tiempo triste, sino más bien meditativo y recogido. Es, por excelencia, el tiempo de conversión y penitencia del año litúrgico.

La Cuaresma del latín quadragésima es el “cuadragésimo día antes de la Pascua”. Son 40 días de preparación para la gran fiesta de la Pascua. Se considera que es un tiempo para arrepentirse de los pecados, y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Jesucristo. La duración de 40 días simboliza la prueba de Jesús, al permanecer justo 40 días en el desierto, antes de su misión pública.

.
.

Leave a Reply