Home > Columnas > OVNIS madrugadores
NUEVO

Con cierta frecuencia me preguntan sobre objetos voladores no identificados (OVNIS). No obstante, mi fama de “escéptico-aguafiestas-cae mal”, hay personas que me cuentan cosas que han visto en el cielo y quieren una explicación, aunque a veces terminen desilusionados, ya que la verdad es que todo el mundo quisiera ver un ovni de verdad.

.

Para aclarar, un OVNI es un objeto volador no identificado, que no se pueda explicar de primas a primeras, pero que generalmente el público toma como sinónimo de nave interplanetaria cargada de extraterrestres. Es algo dramático, porque como repito, las personas quisieran que les confirmara que han visto una nave extraterrestre, pero al validar su observación no pasan el filtro. Hasta he perdido amistades por eso. Sin embargo, las preguntas continúan llegando.

Uno de estos casos me ocurrió la semana pasada. Una maestra me contó que los niños del bus de su institución habían visto un objeto alargado, tipo lapicero, volando hacia el oriente, a eso de las 6:20 am. y quería una explicación. Típico. Este es un caso que frecuentemente es reportado por colegiales que van en bus, porque los buses salen muy temprano en la mañana en su ruta.

El fenómeno ocurre temprano, a eso de las 6:15, 6:30 o 6:45 de la mañana. Usualmente los chicos de un bus son los primeros que lo miran y se ve como un meteoro o un cometa que deja una estela en el cielo. Hace años, Rodrigo, mi hijo, me contó que lo habían visto con sus compañeros y que se movía muy despacio, y ahí está la clave, en la velocidad.

Si fuera un objeto proveniente del espacio, su velocidad típica es 180,000 kilómetros por hora, con lo que sólo se miraría unos segundos, pero lo miraban bastante tiempo, descartando esa posibilidad. Qué es lo que pasa. A esa hora, el Sol está muy bajo en el horizonte, despuntando en el oriente. Por otra parte, los aviones vuelan alto y la luz solar es reflejada por los micro cristales de hielo que contiene la sublimación inversa, o sea el chorro de vapor cristalizado que van dejando. Esto causa una ilusión óptica grandiosa, que al verla de lejos parece una cola de fuego o llamaradas.

El avión no se mira porque desaparece en el fulgor del reflejo del sol. Les digo esto porque en varios años de experiencia, me he tomado el tiempo de observar los vuelos altos, tanto en la mañana como en la tarde y eso es lo que ocurre. (La verdad si yo no lo hubiera hecho, no lo creería, por eso comprendo a los que no me lo creen).

La ilusión óptica es muy impresionante. Hágalo usted mismo y saldrá de la duda. Haga la prueba, se divertirá un rato, será interesante, pero eso sí, se requiere paciencia. Como una nota adicional, he de decir que el mismo fenómeno ocurre también al anochecer, cuando el sol se está ocultando, pero del otro lado, es decir del do del oeste. Mucha gente reporta ovnis, cometas, meteoros, pero no son tales, son aviones, una cosa común y corriente vista bajo condiciones extraordinarias.

.
.

Leave a Reply