Home > Editoriales > Un disuasivo para contrarrestar la violencia

Un disuasivo para contrarrestar la violencia

editorial

En los últimos días, la violencia en el país parece haber tomado auge, en medio de críticas de varios sectores por la falta de planes más efectivos para contrarrestarla. Para algunos, la incorrecta o no aplicación de la justicia para quienes delinquen hace que los grupos al margen de la ley tengan argumentos para continuar con ese lastre que afecta a toda la población.

.

Más aún, la tensión e incertidumbre se creó la noche del jueves último, cuando en redes sociales se hizo circular un mensaje de prevención de un posible ataque de grupos de pandilleros. En apariencia, sería por la represalia de haber cambiado de cárcel al grupo de mareros. Las autoridades del Sistema Penitenciario buscan con ello que estos líderes de pandillas estén en un lugar donde no puedan hacer uso de teléfonos, para dar órdenes desde las cárceles.

Algunos creen sea necesario volver a aplicar la pena de muerte, más contra aquellos que se dedican al sicariato. Asimismo, hay quienes consideran que la prevención sería el mejor mecanismo, y otros  que es importante que el Estado cumpla su labor de proveer herramientas para una mejor vida a sus ciudadanos. De momento no se ha tenido un disuasivo correcto para erradicar la violencia, pero sin duda la población sigue agobiada por los grupos que se dedican a la extorsión. Tampoco se percibe seguridad en las calles y en las diversas áreas del país.

El reto para el Gobierno en su segundo año será buscar los mecanismos viables y prácticas para brindar seguridad a los guatemaltecos, algo que aún sigue en deuda. Esta semana se inició en el Congreso el análisis de la Ley Marco del Sistema Nacional de Seguridad, Decreto 18-2008, y la Política Nacional de Seguridad, aprobada en 2012,  esto con el objetivo de contener, enfrentar y neutralizar las amenazas y riesgos para el país.

El propósito de la Comisión de Asuntos de Seguridad Nacional es trabajar en posibles reformas al marco normativo, que lo hagan más eficiente y reduzcan los índices de violencia en Guatemala. En esta reunión se tuvo la presencia del analista político Mario Marroquín, quien explicó que en las políticas se contemplan reformas a la Policía Nacional Civil, al Sistema Penitenciario, Sistema Nacional de Inteligencia y Defensa Nacional.

La ley marco establece cuatro ámbitos de funcionamiento: Seguridad Interior, Seguridad Exterior, Inteligencia de Estado y Gestión de Riesgos, y Defensa Civil.  Esta ley es muy amplia, por lo que debe trabajarse para ver qué modificaciones son necesarias para el beneficio y la seguridad de los ciudadanos.

.
.

Leave a Reply