Home > Columnas > Llamado ciudadano a tiempo
opinion

Un considerable número de organizaciones sociales publicaron recientemente un pronunciamiento público. La Alianza por las Reformas instó al Congreso de la República a la aprobación integral de las reformas constitucionales contenidas en la Iniciativa 5179. Se pidió el respeto al espíritu original de unas reformas que, seguramente con insuficiencias y debilidades, son producto de un proceso amplio de diálogo intersectorial y de los pueblos.

Es un llamado ciudadano a tiempo, dirigido a las organizaciones políticas con representación en el Congreso, así como a los gremios empresariales que han lanzado una campaña pública llena de prejuicios e invocan todos los miedos raciales e históricos que se puede, con el claro propósito de deformar la iniciativa de las reformas y confundir a la opinión pública. Disfrazados de sentido, otros mensajes circulan en redes sociales aludiendo al comunismo como la gran amenaza y presentando al ser indígena maya como el terrible invasor que viene a imponer un orden que desfigura determinado modo de vida.

“Es un llamado ciudadano a tiempo, dirigido a las organizaciones políticas”.

Indudablemente, son tramas inventadas, pero pegan en la conciencia de quienes acceden a los medios de masas y no se informan más. De esa cuenta, estos mismos reproducen en forma inadvertida esos mensajes que desvirtúan la vida y la jurisdicción de los pueblos indígenas, confrontando a la sociedad.

El propósito de las reformas constitucionales originalmente planteadas, es garantizar la independencia judicial, reconocer el pluralismo jurídico y promover el acceso y la equidad de género en la justicia. Pero téngase claro que, lo que se discute, refleja que en una Constitución lo que se representa principalmente son problemas de poder.

En otras palabras, la Constitución no encierra problemas de derecho, aunque al alcanzarse arreglo político se propicie materialidad institucional, se convierta en leyes, en dependencias, en presupuestos, en acción pública y otras. Es el motivo por el que, como ya se ha dicho antes, un proceso de reforma constitucional expresa un alto nivel de dificultad, precisamente por los intereses que se conjugan.

El pronunciamiento mencionado al inicio, rechazar la desinformación creada en torno al papel de la CICIG y su supuesta injerencia en asuntos internos del país. Recuérdese que su protagonismo nació de su papel en la investigación de los casos de actores legales e ilegales que giran en torno a la corrupción, al clientelismo político, al tráfico de influencias, a la cooptación del Estado y a la impunidad que reina.

Además, las condiciones para la aprobación y creación de CICIG fueron construidas por muchos actores sociales que, en el marco de los Acuerdos de Paz, denunciaron la existencia de aparatos ilegales y clandestinos que estaban carcomiendo al Estado. De ahí se derivó la necesidad de cambios constitucionales e institucionales yel sistema de justicia es ahora el punto de partida. No hay que dejarse engañar. Es necesario expulsar del Estado a las mafias y cómplices.

 

.
.

Leave a Reply