Home > Columnas > La solución de dos Estados

La solución de dos Estados

opinion
Por: César Leonel Mejía Rodríguez

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, recibió en la Casa Blanca la visita del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu. Aunque no hay una renuncia expresa de parte de Trump a la solución de dos Estados para dos pueblos en Palestina, sí abrió la posibilidad de que hayan otras soluciones.

Trump dijo que sí puede haber solución de dos Estados, que sea de dos, o si es de un Estado, que sea de uno, y que todo dependa del acuerdo al que lleguen judíos y palestinos. Y a su vez, el mandatario de EE. UU.  pidió a Netanyahu que en lo posible, disminuya las tensiones creadas con la construcción de asentamientos en Jerusalén y en la Ribera Occidental.

La Organización de Naciones Unidas, dijo a Trump que solamente puede ser posible una solución de dos Estados. Y también, más de 70 países del mundo, le enviaron mensajes a Trump de que no tome ninguna decisión unilateral con respecto al Medio Oriente.

Entre estas medidas, podría ser el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, algo que sin duda avivaría más que nunca las tensiones. La paz entre los judíos y palestinos es deseable y es lo que se ha buscado desde hace mucho tiempo, porque la guerra siempre ha tenido el potencial de convertirse en un conflicto mundial a gran escala.

Sin embargo, no es posible tampoco dejar todo en manos de Israel, porque está en una posición de fuerza superior con respecto a Palestina, y por eso mismo, tampoco sería creible una negociación justa. Y tampoco es posible dar un apoyo incondicional a Israel en ese conflicto, porque más seguramente buscarán la destrucción total de los palestinos. Y hay que hacer todo lo posible, por cumplir la Resolución de Naciones Unidas de 1947, que ordenó crear dos Estados, uno judío y otro árabe.

Y la ciudad de Jerusalén que mantengan su estatuto de ciudad internacional, para que ahí puedan convivir en paz los representantes de las tres grandes religiones monoteístas: el cristianismo, el judaísmo y el Islam. Ningún Estado, ni judío ni palestino, debe apropiarse de Jerusalén.

.
.

Leave a Reply