Home > Deportes > Con un pie en cuartos

Con un pie en cuartos

Real Madrid vs Nápolis

Gran partido del Real Madrid. Pasó por encima del Nápoles y se prepara para la vuelta gracias a los goles de Benzema, Kroos y Casemiro. Fue mucho mejor el equipo blanco, que se vio en la tesitura de tener que remontar a un rival descarado en ataque y muy generoso atrás. Fin a la racha de 18 partidos sin perder de los italianos. A Maradona, presente en el palco del Bernabéu, le habría gustado participar del excelente encuentro. El partido arrancó como en las grandes noches del Real Madrid en el Bernabéu. A tumba abierta. Derrochando adrenalina y mandando el clásico mensaje den quién manda aquí. Así entienden la Copa de Europa los grandes equipos.

Los partidos se comienzan a ganar con la batalla psicológica del primer gol en el primer golpe serio. Lo tuvo el Madrid a los veinte segundos de encuentro. Cristiano Ronaldo ganó la línea de fondo y puso un pase al corazón del área para que Benzema rematase a quemarropa. El balón salió a media altura y ahí Pepe Reina, en una acción de reflejos, evitó el gol. Aviso serio. El Nápoles tragó agua en las acciones siguientes y enseguida comenzó a jugar como sabe, al primer toque y con desmarques. Fruto de ese patrón llegó el mazazo para el Real Madrid. Insigne se hizo con un balón entre los centrales y fabricó un rosca que pilló adelantado a Keylor Navas. Gol a los ocho minutos. Los italianos conseguían su primer reto pero tenían que soportar el chaparrón del Real Madrid.

No tardó un minuto el Madrid en montar el asedio y encadenó varias ocasiones hasta que Benzema conectó con la cabeza un buen centro de Carvajal. En diez minutos calmó la ansiedad pero no pudo culminar la remontada antes del descanso. Benzema fue el mejor en ese tramo el partido y tiró del carro en ataque. Pudo hacer el segundo pero su remate se estrelló contra el palo. No pudo comenzar mejor la segunda parte para los blancos. En otra acción de presión robó un balón en el medio del campo y Cristiano Ronaldo fabricó una buena jugada que culminó Kroos con un remate muy suyo ajustado y a contrapié, 2-1. Con el gol, el Madrid creció como la espuma. Se desmelenó y Casemiró hizo un golazo en una volea cruzada al despeje de Albiol. La superioridad del Madrid era total, pero no podía dormirse en sus laureles. De hecho, Callejón silenció por unos instantes el Bernabéu cuando mandó el balón al fondo de la portería. Una acción que invalidó el colegiado porque el delantero estaba en fuera de juego.

Leave a Reply

9 − 4 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com