Home > Mundo > Analizan otorgar licencia de conducir a inmigrantes

Analizan otorgar licencia de conducir a inmigrantes

Autorización de licencias

New York La iniciativa forzaría al estado adevolver las copiaso documentos originales

E l estado de Nueva York impulsa esfuerzos para otorgar licencias de conducir a inmigrantes sin autorización, incluyendo un proyecto de ley que forzaría a funcionarios estatales a no retener información personal de solicitantes al permiso de conducción para evitar tener que entregársela al gobierno de Donald Trump. La iniciativa, que ha sido presentada en la asamblea estatal, forzaría al estado a devolver de forma inmediata las copias o documentos originales de identidad y residencia que presentan los solicitantes de una licencia. De esta manera, los datos no podrían ser compartidos con el gobierno federal si este los pide con la intención de identificar y deportar a inmigrantes que viven ilegalmente en el país, asegura el autor del proyecto de ley, el asambleísta Francisco Moya. “No necesitamos quedarnos con esos documentos”, dijo Moya a los medios. “A nivel nacional, los inmigrantes son ahora un blanco”.

Durante su primera semana como presidente, Trump firmó una orden ejecutiva para construir un muro en la frontera de Mé- xico, inició el bloqueo de fondos federales para ciudades que protegen inmigrantes sin autorización y activó un nuevo programa de identificación y arresto de extranjeros que viven ilegalmente en el país.

UNOS 265 MIL OBTENDRÍAN LICENCIAS

El Instituto de Política Fiscal, con sede en Nueva York, calcula que unos 265 mil inmigrantes que viven ilegalmente en el estado obtendrían las licencias en unos tres años si estas les son otorgadas. Políticos demócratas y activistas aseguran que otorgar las licencias a inmigrantes sin autorización generaría ganancias económicas para el estado, ya que promovería facilidades para familias que trabajan. Sin embargo, republicanos de Nueva York, que han frenado esfuerzos similares en el pasado, aseguran que otorgarlas sería peligroso porque se trata de personas a las que resulta difícil verificar una verdadera identidad e historial criminal. En la actualidad, 12 esta dos de Estados Unidos, incluyendo California y Puerto Rico, conceden permisos de conducir a inmigrantes que viven ilegalmente en el país. Dirigentes en la ciudad de Nueva York han descrito a la municipalidad como una ciudad santuario, es decir, que se rehúsa a cooperar con autoridades migratorias para identificar y detener a inmigrantes no autorizados.

Grupos que defienden a inmigrantes lanzaron recientemente una campa- ña llamada Green Light NY: Driving Together (Luz Verde Nueva York: Conduciendo Juntos”) para presionar al gobierno estatal de que permita conducir a inmigrantes sin autorización. César Vargas, un joven mexicano de 33 años sin autorización para vivir en el país, conduce en Staten Island, un condado de la ciudad de Nueva York, porque cuenta con una licencia que obtuvo gracias a un programa de alivio migratorio impuesto por el expresidente Barack Obama. El presidente Trump ha prometido eliminarlo, lo que supondría que Vargas perdería el documento. “Conducir aquí es definitivamente necesario, para mí y muchos otros inmigrantes”, señaló.

.
.

Leave a Reply