Home > Editoriales > Caso La Línea acapara la atención

Caso La Línea acapara la atención

editorial

La audiencia de etapa intermedia para las 33 personas sindicadas en el caso La Línea, el cual inició ayer, es motivo de atención por la población en general, que ve cómo el exbinomio presidencial que integraban Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti podrían finalmente llegar a juicio y esperar una sentencia por los delitos que se les sindican. Este caso es sin duda el emblemático de los últimos años, porque ninguno de los presidentes o vicepresidentes ha estado en prisión preventiva por un caso de defraudación aduanera y demás delitos. La fiscal general Thelma Aldana dijo hace unos días que el caso La Línea se ha retrasado porque se habían interpuesto más de 35 acciones para frenarlo.

En la audiencia de ayer, que fue el inicio de la etapa intermedia, Pérez Molina y Baldetti compartieron el mismo espacio, sentados uno a la par del otro. La defensa del expresidente Pérez Molina presentó al inicio una recusación, para que el juez Miguel Ángel Gálvez ya no siguiera conociendo el caso, por considerar que emitió opinión sobre el mismo. Al final, el togado lo rechazó, argumentando que este estaba fuera de lugar, porque debió pedirse en una audiencia anterior y que hubo el espacio para hacerlo. Esta vez fue tardío, según la resolución del experimentado juez.

Sin duda, la audiencia llevará varios días por la cantidad de los implicados, y ayer el Ministerio Público (MP) empezó a presentar las pruebas documentales, dentro de ellas la gran cantidad de audios que implican a los 33 sindicados. El caso La Línea sorprendió en 2015, cuando se capturó a los jefes de la Superintendencia de Administración Tributaria y demás personajes de Aduanas. Al inicio se dijo que el exbinomio presidencial no estaría involucrado, pero al paso de los meses, las nuevas investigaciones del MP y la CICIG determinaron que Pérez Molina y Roxana Baldetti sí estaban involucrados.

El caso La Línea se nutrió más de información, cuando Salvador González, alias Eco, y Juan Carlos Monzón se volvieron colaboradores eficaces del MP. El primero fue capturado por ser parte de la estructura externa, y el segundo, en su calidad de secretario privado de Baldetti, se entregó meses después. Las declaraciones de González y Monzón sirvieron para conocer detalles de la organización de defraudación aduanera y su funcionamiento. Eco, en una declaración indicó cómo se repartía el dinero para los exmandatarios e, incluso, que él fue a dejarle efectivo a Claudia Méndez, exdirectora de Aduanas, quien también está sindicada.  El juicio de momento sigue, y el paso de los días dirá cuál será el destino final de quienes dirigieron el país y tuvieron el poder máximo.

.
.

Leave a Reply