Home > Columnas > Trump no amenazó
NUEVO

GuilleSolo ofreció enviar algunas tropas extra para terminar de consolidar la estrategia anti-narcótica. El portal Animal Político publicó la transcripción filtrada de la conversación ( ya traducida al castellano) la cual habría sido más o menos así: “Nosotros estamos dispuestos a ayudarlos, ellos (los narcos) tienen que ser puestos fuera de combate y ustedes no han hecho un buen trabajo haciéndolo”. En razón de la gravedad que presentan las denominadas fake news, lo primero es determinar si esta frase realmente se dijo entre la conversación que sostuvieron Enrique Peña y Donald Trump. Una revisión de los medios de noticias con mayor credibilidad y la opinión de reporteros respetables no resuelve esta situación. La Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana lo niega rotundamente.

.

Todo parece indicar que hay un error de interpretación en los tonos, con los cuales la conversación se dio. Cuando esta noticia golpeó el entorno mediático se habló inmediatamente de una amenaza estadounidense para invadir México. Incluso, la revista Newsweek en español presentó la noticia con ese tono. Conforme las horas pasaban, la interpretación se matizó, dejando de ser una amenaza frontal a una simple oferta gentil por parte de la Casa Blanca. Un lector amateur de la dinámica bilateral entre Estados Unidos y México podría escandalizarse de la situación. Los Estados Unidos han sido siempre una voz dominante en la relación bilateral (relación que funciona realmente como un monólogo). La diferencia es que en el pasado, esos detalles íntimos quedaban allí, en la intimidad de los teléfonos oficiales. Pero, dado que ahora hay un inquilino de la Casa Blanca que gusta publicitar su estilo en redes sociales y dado que hay una enorme cantidad de filtradores dentro de la misma administración tenemos un acceso nuevo a la realidad de cómo son las cosas. Más que las formas de la relación bilateral, sí es necesario que se aclare si dicha conversación tomó lugar o no.

“O quizá, el presidente Trump sí está ofreciendo una mayor presencia de agentes estadounidenses en terreno mexicano.”

¿Qué esfuerzo a realizado el Gobierno mexicano con respecto al combate al crimen organizado? Una simple estadística prueba que durante el gono del expresidente Calderón fueron neutralizados (es decir, arrestados o abatidos) al menos 40 grandes capos del narcotráfico. Durante la administración actual, al menos una veintena de objetivos de algo valor están en poder de las autoridades. Incluye esa matemática de capos la figura de Joaquín Guzmán, el otrora intocable cabeza de la trasnacional conocida como el Cártel de Sinaloa. Quizá el presidente Trump está hablando en código, dando a entender que México necesita involucrar al Ejército Nacional de forma más directa. Bueno, eso es algo que incluso se debate.

Una tercera parte de los presuntos criminales que murió en el sexenio del expresidente Felipe Calderón Hinojosa fue ejecutada o asesinada por las fuerzas armadas de manera ilegal. Quizá lo que el presidente Trump quiere dar a entender es que, México debe aprender a producir su propia inteligencia estratégica para la remoción de estos objetivos de alto valor en razón que, por lo general, es la inteligencia provista por las agencias estadounidenses la que resulta determinante. O quizá, el presidente Trump sí está ofreciendo una mayor presencia de agentes estadounidenses en terreno mexicano operando con total libertad (algo que siempre se ha sospechado). Tal vez el presidente estadounidense estaba refiriendo a incrementar el volumen de cooperación militar entre ambos países (por vía de la iniciativa Mérida). La verdad, nadie sabe, nadie supo. La Administración Trump tiene el estilo de gestión de un CEO que desconoce los procesos institucionalizados de cooperación. Y el gobierno mexicano no es nada transparente.

.
.

Leave a Reply