Home > Mundo > Lech Walesa identificado como espía comunista

Lech Walesa identificado como espía comunista

Lech Walesa

Lech WalesaLech Walesa o el espía Bolek  Una nueva investigación ha vuelto a señalar al expresidente polaco y premio Nobel de la Paz como informador del espionaje comunista en la década de 1970.  En el análisis del Instituto de la Memoria Nacional de Polonia (IPN), un organismo público que investiga los crímenes del nazismo y el comunismo, varios grafólogos y expertos forenses identifican a Walesa, líder del sindicato Solidaridad y héroe de la lucha contra el comunismo, con Bolek, un agente que a finales de los setenta fue captado por la inteligencia del régimen.  Según estos expertos, la firma de Walesa está en varios recibos en los que acepta dinero a cambio de confidencias sobre sus compañeros de los astilleros de Gdansk. El abogado de Walesa ha asegurado que las evidencias pueden ser falsas, como tantos otros documentos que se ha demostrado que falsificó la Policía comunista en esa época.

SIN LUGAR A DUDAS ESPIÓ

El jefe de la comisión que persigue los delitos contra Polonia (que forma parte del Instituto), el fiscal Andrzej Pozorski, ha asegurado que no hay ninguna dudan de la colaboración del Nobel con la Policía comunista. Según Pozorski, Walesa (o Bolek) recibió por sus servicios entre el 5 de enero de 1971 y el 29 de junio de 1974 un total de 11.700 zlotys -el equivalente a cinco salarios medios de la época-. Como Walesa (1943) se había negado a enviar muestras de escritura a los grafólogos, los expertos compararon numerosos documentos manuscritos de Walesa disponibles en los archivos oficiales: un permiso de construcción, una petición de pasaporte, documentos de identidad, con los recibos de la Policía comunista, según explicó Pozorski.

Los recibos forman parte de una serie de documentos que el IPN recopiló el año pasado. En ese momento, el Instituto ya anunció que tenía evidencias escritas que señalaban a Walesa como informador. Una revelación que volvió a sacudir a la sociedad polaca, pese a que esa no era la primera vez que el nombre del líder de Solidaridad se veía envuelto en acusaciones de espionaje y colaboracionismo con el régimen comunista. Los recibos forman parte de una serie de documentos incautados el año pasado a la familia del último ministro del Interior del régimen comunista, Czeslaw Kiszczak.

WALESA SE DEFIENDE

“Es una conspiración orquestada para ensuciar mi nombre”, se defiende Walesa, en una entrevista con el diario El Mundo, el histórico líder del sindicato Solidaridad, referente de la lucha obrera y emblema de la oposición al autoritarismo soviético, por lo que estuvo en prisión. El expresidente polaco (gobernó entre 1990 y 1995) se encuentra en estos días en Bogotá, donde participa en la Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz, que él recibió en 1983. “En esta época donde triunfan gobiernos populistas como el de mi país o el de Donald Trump en Estados Unidos, la paz es lo más importante a lo que puede aspirar una nación”, dice.Walesa lleva en la solapa de su chaqueta un pin de una paloma blanca (un guiño al acuerdo de paz que el presidente anfitrión, Juan Manuel Santos, alcanzó con la guerrilla de las FARC a finales de año) junto a la insignia de la virgen negra Czestochowa, símbolo de su país y de sus creencias católicas.

Lech Walesa

Leave a Reply

diecinueve − 18 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com