Home > Mirilla indiscreta > La guillotina
20170205-Mirilla-Indiscreta Deantés

Cuando uno piensa en la pena de muerte, como castigo máximo, para quienes sabiendo cuál es la sanción, deciden con dolo, nocturnidad, alevosía y ventaja, quitarle la vida a otro ser humano, tipificando el delito de asesinato, nuestra legislación penal, prescribe como restitución social, la pena de muerte. No es el caso, discutir ahora, por qué no se aplica como lo indica la Ley, y cómo, quienes oponiéndose a la misma, han logrado, invocando los derechos humanos del delincuente y basándose en Tratados que así lo han dispuesto, que no se aplique, haciendo confuso su cumplimiento, aduciendo, unos: que la facultad, heredada de las monarquías, de dejar en la figura del presidente, otorgar la gracia que libere al condenado de sufrir la pena, alegan que ese privilegio no es pertinente después de un proceso legal. Y los otros: que está prohibida por los Tratados internacionales.

Esa discusión embarazada por los más encontrados argumentos, ha hecho de la ejecución de la Pena de Muerte, un tema tabú y una sanción que contemplada en nuestra Constitución Política, ha dejado de ser su aplicación obligatoria. -Así se expresaba el conferencista cuando me acerqué al salón…- Asesinos, violadores, secuestradores y un abanico muy amplio de delincuentes, culpables y en el anonimato social, no pagarán con sus vidas, los horribles crímenes cometidos… -el conferencista continuaba- no puedo dejar de pensar, lo doloroso que debe ser para los familiares, por el resto de sus vidas la no aplicación de la pena … y más,enterarse que quienes los pusieron en ese calvario, disfrutan de de un presidio en donde con el tiempo se transforman en jefes cuyas órdenes criminales se ejecuten en la calle… realmente más dolor, no me lo puedo imaginar– dijo, haciendo una pausa para tomar un sorbo de agua. Ya en el auditorio, yo escuchaba la conferencia que a título de magistral, sobre la Pena de Muerte, abordaba el licenciado Madrid, un joven abogado, que recién despegándose de los 30, ya es autor de libros de apoyo en sus cátedras de Derecho Administrativo.

Chalito, como le dicen sus íntimos, asume, no obstante, su rostro casi imberbe, un papel que impresiona por la seriedad con la que aborda sus temas. Lo que no sabía el novel conferencista, es que sentados frente a él, un buen número de abogados litigantes y expertos en materia jurídica, estaban ansiosos de participar en la discusión que se abriría después de la conferencia. –La guillotina- continúo Madrid. –como forma legal de quitar la vida… es más remota que la Revolución Francesa, al parecer con aparatos muy parecidos a la máquina que se hizo famosa en la plaza francesa donde decapitaron primero a los reyes y reinas, Luis XVI (16) y María Antonieta, su esposa, y después, al fragor de la revolución, cayeron las cabezas de los principales promotores del movimiento… Maximiliano Robespierre Líder indiscutible del mando revolucionario -continúo el conferencista- calló víctima de su propia gloria y fue igualmente ejecutado.

Robespierre Implacable, con su concepción del Estado de La Virtud, así le llamaba a la esencia de la revolución, y sus disposiciones, como en la monarquía, eran también inapelables y respaldadas por la multitud enardecida que celebraba las cabezas desprendidas de sus cuerpos y que en su venganza popular, había acabado con la corrupta monarquía de los Luises. En busca de esa virtud, justificaba en el Terror, el instrumento para garantizar su capacidad de gobernar. Cualquier acusación de Robespierre, provocaba pánico, ya que casi siempre predecía la guillotina ¨El terror sin la Virtud es un desastre, pero la Virtud sin el terror no sirve para nada¨ proclamaba el revolucionario-. Que filosofía tan parecida a la que anda revoloteando amenazadora en nuestro país -se me pasó un pensamiento atrevido por mi cansada pero siempre despierta mente-. Un sistema de terror, para implantar un supuesto Estado de virtud – seguí meditando- y pensé cómo terminó Robespierre… Por eso siempre hay que leer la historia -remaché mi pensamiento- nunca se sabe cómo terminan los proclamados virtuosos. –concluí¨ -Dantón, -continuó Madrid… precursores de la era de La Ilustración indigna.

Inspirados en el pensamiento de Voltaire o Juan Jacobo Roussau,como Robespierre, se le opuso, en busca de un régimen que no se basara en el terror, lo consideró traidor y provocó con la de otros de sus compañeros fundadores, su ejecución. El doctor Guillotinne, quien perfeccionó la guillotina, aunque algunos historiadores niegan ese episodio y afirman que murió de muerte natural, al inicio del siglo XVIII (18), la tradición cuenta que también fue decapitado por su militancia política como diputado de la Asamblea Nacional Francesa. Pero no crean que la Guillotina fue un instrumento solamente de la antigüedad, todavía en 1996 un representante del Congreso de los EE. UU., demócrata por cierto -ironizó el conferencista-propuso que en las ejecuciones se utilizará la guillotina en lugar de la Silla Eléctrica, por ser eficaz y menos dolorosa y además, se podían utilizar los órganos del ejecutado para trasplantes -actualizó en el tema- cuando oí al ilustrado don Madrid, tragué un montón de saliva y se me movió mi manzana de adán de arriba para abajo y de abajo para arriba. -Bueno Licenciado, interrumpió uno de los presentes, cansado de la interesante lección de historia. – Yo se lo agradezco, -agregó, -Pero yo vine para hablar y discutir de Guatemala- casi protestó con cara molesta… –Yo lo sé -respondió el aludido- y mi interés por abordar la historia, es para ejemplarizar, que si se usa el terror en busca de la virtud… se cometen tropelías en nombre de la honestidad y la decencia y lo más grave hasta en nombre de la Democracia y agregó con más fuerza, y aquí -estimado colega… y con esto concluyo- afirmó, están rodando más cabezas que en la Revolución Francesa.

-Disculpe mi imprudencia licenciado, se retrajo. quien había interrumpido, pero aprovechando que por aquí anda don Edmundo Deantés… debiéramos abordar la actualidad… para que la cuente, ya no podemos ignorar como juristas tanto atropello a nuestro ordenamiento jurídico, invocando cínicamente la ley – razonó su intervención- Yo me hice el disimulado y solo sonreí por la alusión, sabiendo que la discusión se venía seria. -Sí a guillotinas vamos- inició su intervención…- aquí parece que ruedan las cabezas, sin mayores consideraciones legales… o violando flagrantemente la ley -aseveró con fuerza. Como pueden ustedes aceptar un fallo de la Corte de Constitucionalidad… que responde de manera extemporánea… ya instalada la Corte Suprema de Justicia, remarcó, a una Acción de Amparo… presentada por una persona que no estaba legitimada para hacerlo… No veo la relación entre una fundación militante políticamente, y una elección que formalmente llenó todos los requisitos… pero además, declarando nula la elección de la titular de ese organismo por ser tramposa su elección, y resolviendo a la vez, que son legales todos sus actos… ¡habiendo juristas como boanerges, Aldana, De Mata Vela, la licenciada Ochoa con experiencia docente y judicial… cómo pudieron apoyar semejante resolución compañeros, remató indignado el abogado -…

-Desde el punto de vista estrictamente legal -intervino el licenciado Gálvez, un experimentado litigante laboralista y muy reconocido en el foro- la condición de suplente en funciones, no afecta el ejercicio del cargo titular, en el caso de la Corte Suprema- ninguna ley prescribe, mucho menos la Constitución, que es motivo de nulidad de la elección. En el momento que asume el cargo, estaba investido de todos los derechos del titular. ¡Esa es otra barbaridad inadmisible, afirmó el jurista… y para remarcar su punto de vista concluyó- La Corte Suprema no debería haber acatado la resolución por ser manifiestamente ilegal y contradecir la Constitución que en su artículo 156 prescribe que ningún empleado público o funcionario, civil o militar está obligado a cumplir órdenes ilegales… Y la verdad señores, también los tribunales, de cualquier nivel pueden caer en la tentación de hacerlo o temor de no hacerlo por presiones… si no…- ejemplificó- no existiría el delito de Prevaricato que se refiere a este tipo de resoluciones…- terminó su intervención…como retando a los otros a que se pronunciaran…

-Yo creo- planteó el licenciado Palomo- que, según me he enterado, está empeñado en la reivindicación de los derechos de los afiliados al Instituto de Seguridad Social y de quien se oirá hablar muy pronto, que todo el sistema está cuestionado y en serio peligro de colapsar por etapas, inició dándole cierta jerarquía a su intervención, coincido con el conferencista que aquí se está guillotinando a la gente por sectores, para aterrorizar a todos, disminuir la resistencia de la defensa institucional… hacer una depuración progresiva de quienes justifican su accionar político encubierto de jurídico… y cambiar a los protagonistas de la gestión pública… quienes irónicamente se eliminan entre ellos mismos… operación perfecta, expresó con una sonrisa a todas luces irónica, uno a uno irán siendo desplazados con la aprobación de ellos mismos y la satisfacción de la gente, que inducida a la decapitación… aplaude a cada uno de los guillotinados… tirándose las cabezas de unas manos a otras en jolgorio de la supuesta venganza colectiva… -hizo otra pausa -los ejecutores, planeando el siguiente paso y al próximo culpable… para llegar a la toma del poder total, predijo en tono lúgubre, -creo – enfatizó con un tono de aparente pesar -en serio – confirmo con más energía -que han preparado el camino con tal precisión y cálculo- que si decidieran bajarse al presidente en algún momento, lo harían invocando la virtud, como pretexto, igual a la que anhelaba Robespierre como resultado de la Revolución Francesa, concluyó y despidiéndose de todos al mismo tiempo, que con gran pesimismo lo siguieron en el acto abandonando el recinto…- todavía escuche casi llegando a la puerta a Isnardo Adonay, el jurista quizá de mayor edad y con gran experiencia judicial, ya jubilado, quien murmurando y caminando al mismo tiempo decía, a mis años he sido testigo que en una mano la ley y en la otra mano un garrote, los policías de toda la vida… y en todos los tiempos, existe alguno que cumple esa ingrata misión. Levanta el código y atropella a quien se le da la gana… culpables o inocentes… no importa… lo que importa es su propia ley- y se perdió en los salones cargando su cuerpo. En otro salón del mismo hotel, un grupo pro formación de Partido Político, se había convocado para seguir su misión de constituir el Grupo Promotor y también me habían invitado a participar de su evento. Cuando llegué encontré a viejos amigos, exconstituyentes algunos, que en amena plática comentaban que la extinción de partidos y liberación masiva de afiliados facilitaba la recolección de firmas para la nueva organización -al fin y al cabo decía uno de sus dirigentes, la gente es la misma… unas veces en una y otras veces en otra organización y de verdad compañeros, decía- a los dirigentes del interior, por no ser conocidos nacionalmente, no le importa, estar hoy con uno y mañana con otro -argumentó… La idea de los convocados es recordar los postulados del Partido Revolucionario, de viejo cuño, pero al parecer con nuevos brillos.

Me llamó la atención, que al fondo del grupo al parecer de invitado como yo, se preparaba a disertar un dirigente al que anunciaron de gran experiencia política, ejercicio que hacen cada 15 días para retomar el ausente discurso político que abaratado y casi huyendo, es peculiar ya no se escuche en los círculos políticos nacionales, más preocupados en saber a ¨quién le toca¨… no la presidencia… si no la próxima cita con el honorable juzgador don Gálvez, que en el estrellato… ha hecho de la Prisión Provisional su Padre Nuestro cotidiano. El invitado se puso de pie… y con marcado aplomo y seriedad comenzó su intervención, capturando la atención de todos… -No entiendo cómo… haciendo abstracción de la realidad… continúen el teatro montado en la escena política… promoviendo partidos… cuando la consigna dominante y fomentada ante la población es que desaparezcan de la escena pública…

No entiendo, continuó, cómo pueden aceptar, algunos de ustedes que redactaron la Constitución Política de la República… producto de un gran consenso nacional, que la manoseen sin sentido histórico ni político, si no solamente para anularnos nuestra identidad nacional, establecer monopolios gremiales para el control de la justicia y en consecuencia condicionar el poder político… y reducir nuestra capacidad soberana de decisión nacional, primero: tratando de vender la idea que la Soberanía ya no tiene sentido ni justificación en estos tiempos, además de empujar rencores y venganzas que nuestro compromiso por la paz había superado en nuestras relaciones sociales y políticas… Hoy las espadas desenvainadas desenterrando rencores y odios, nos tienen a borde de la confrontación, mientras los gestores se internan en la dominación disfrazada de cruzada contra la corrupción, y fácilmente avanzan en la toma del Estado… No entiendo cómo no pueden comprender que la llegada del nuevo presidente de la Nación del Norte… cambió el paradigma que ha marcado nuestros tiempos… y demanda de la Unidad Nacional para enfrentar los nuevos retos, que pueda negociar con dignidad los inaceptables términos de una intervención general como la que decretaron para Guatemala, con la complicidad de los de siempre.

De esos que han vivido de la consigna, el lucro social y confrontación productiva… En verdad amigos no entiendo por qué seguimos como si nada hubiera pasado, permitiendo que los acontecimientos los precipiten indiscriminadamente para coronarlos con la toma del poder, frente a la indiferencia colectiva y el aplauso sugerido y motivado para consolidar su misión… El presidente Trump en alguno de sus escritos… apuntó ¨A quien se me humilla, lo aplasto… con quien se me enfrenta negocio¨ … será que la humillación que hemos permitido nos pone en condición de negociar o de que nos aplasten… Será que quienes a cambio de que los interventores les den cargos públicos… se conforman con llegar al poder aplastados… o será que obtendremos la fuerza necesaria, por nosotros mismos, defendiendo la soberanía, como lo hace con su país el propio señor Trump … para negociar con la entereza, capacidad y liderazgo, no solo los términos y límites de la intervención… si no la forma de enfrentar la crisis de los migrantes, nuestro desarrollo regional centroamericano, y la independencia política que se atropella todos los días…

Afuera los corruptos… de acuerdo… Afuera los narcotraficantes… de acuerdo… Afuera los traficantes de seres humanos y armas… de acuerdo… Pero también señores de este comité pro partido… también debieran postular como ideal…a fuera los interventores- finalizó terminante y se sentó el dirigente, retando con su mirada, a los ojos de todos los presentes.  Un silencio imponente, inundó la sala por algunos instantes… hasta que alguien lo rompió, con pausadas palmadas de una mano en contra de la otra… en muy pocos segundos de manera paulatina uno a uno emuló el gesto… hasta transformarse en un atronador aplauso… Poco pude agregar a lo dicho, abrumado por la emoción… pero pensé en Dantón, quien por oponerse al terror, que en busca de un Estado de Virtud, implanto su amigo Robespierre… lo mandó a guillotinar…. Aquí pensé… no te guillotinan… aquí te deshonran… desacreditan… te ajustician en tu dignidad… pero te dejan el cuerpo intacto… aunque no te sirva ni para cargar tu nombre.

.
.

Leave a Reply