Home > Editado para la historia > Instituto Belén, 157 años dedicados a la educación

Instituto Belén, 157 años dedicados a la educación

Instituto Belén

Instituto BelénGran recuerdo de centros de enseñanza que han sido base en la educación y formación personal de muchas generaciones. Este año de 2017, 1 de febrero, cumplió 157 años de servir a la educación guatemalteca. El instituto Normal Central para Señoritas Belén fue fundado en diciembre de 1859, por el arzobispo Francisco de Paula García Peláez, quien contrató a un grupo de monjas belgas de la orden de nuestra Señora de Namuro, quienes prepararon a las señoritas en artes, idiomas, normas sociales. Aparte funcionaba una escuela para niñas de escasos recursos.

Se cuenta que las labores educativas iniciaron el 1 de febrero de 1860, en la casa que antes ocupó el convento de Capuchinas, pero al cabo de tres meses el establecimiento se trasladó al edificio que había pertenecido al Convento de Belén. La primera directora de este establecimiento educativo fue la madre Juana María Vanpuyfelik. Inicialmente el alumnado estuvo integrado por niñas externas, pensionistas y medio pensionistas. Al iniciar el año de 1865 murió uno de los protectores del centro de enseñanza, monseñor Juan José de Aycinena, personaje que se ocupó, por mucho tiempo, del bienestar de las niñas de escasos recursos.

Reconocido mérito es a la señora Natalia Gorriz de Morales, quien nació en Chimaltenango en 1868, fue profesora de pedagogía y gramática; directora del instituto en 1891 y a ella se debe la formación de la Escuela Normal. El 28 de junio de 1888, el Gobierno le dio el nombre de Instituto Normal Central para Señoritas Belén. Este centro del saber fue creado como centro educativo para el nivel medio, especializado en la formación de maestras de educación primaria. El instituto por mucho tiempo ha sido de mucho prestigio en nuestro país ya que de sus aulas han egresado profesionales que destacan en la sociedad chapina y en buena forma han guiado a la juventud guatemalteca. Cabe también decir que los años han pasado y todavía se escucha decir: “Ser egresada de esta casa de estudios representa un aval de confianza y eficiencia”. Aunque es bueno decirlo, el nivel educativo comparándolo con el de algunas décadas atrás ha venido a menos.

.
.

Leave a Reply