Home > Columnas > ¿Estamos listos para una Cuarta Revolución Industrial?

¿Estamos listos para una Cuarta Revolución Industrial?

opinion
Por: Jonathan Ardón F.

Nos encontramos a las puertas de una nueva Revolución Industrial.  Seguramente al escuchar sobre revolución industrial, viene a nuestra memoria lo sucedido en el siglo XVll, durante la primera revolución industrial, cunado la máquina de vapor provocó las transformaciones económicas, sociales y tecnológicas que dieron paso de una economía basada en la agricultura a una economía industrializada. La segunda marcada por la electricidad y las cadenas de montaje, y la tercera revolución o revolución de las tecnologías y del conocimiento.  Estos sucesos han sido puntos de inflexión en la historia de la humanidad, cada uno de estos acontecimientos ha modificado la vida cotidiana del ser humano, modificando el orden social, las culturas, las formas de producción, las formas de trabajo y la forma en la que interactuaba con el mundo que se conocía.  Actualmente el mundo se encuentra al borde de una nueva revolución industrial, conocida ya como la cuarta revolución industrial. Los avances en la robótica, el Internet de las Cosas, el bigdata, la telefonía y la impresión 3D, además de los avances en las tecnologías biológicas,  abren el camino a esta nueva revolución industrial.

El Internet de las Cosas representa un cambio en el modo y la forma de producción, un cambio a una forma más eficiente y sin la intervención durante el proceso del ser humano, simplemente mediante la conexión a la red se automatizarán todos los procesos. “Estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes”, vaticina Klaus Schwab, autor del libro “La cuarta revolución industrial”. No se sabe con certeza cómo afectará la Cuarta Revolución Industrial, ni cuáles serán los cambios reales que generará en las economías y en nuestra forma de interactuar con el mundo. Sin embargo, el informe de 2016 del foro Económico Mundial, estima que la cuarta revolución industrial acarreará la supresión de cinco millones de empleos antes del 2020, de los cuales corresponderán a tareas rutinarias como cadenas de montaje. La inteligencia artificial convertirá en obsoletas muchas profesiones calificadas en el sector servicios.

Para evaluar el impacto sobre el empleo se debe evaluar qué profesiones pueden ser automatizadas. Según el análisis de los profesores Carl B. Frey y Michael A. Osbornede la Universidad de Oxford, titulado TheFuture of Employment ,estiman que la tecnología ya es capaz de automatizar profesiones cualificadas (contadores, analistas financieros y economistas), mientras que aquellas en las que la interacción humana y la creatividad tienen más importancia (médicos, músicos) son las que están más protegidas. Por lo que podemos visualizar los mercados laborales sufrirán grandes cambios y se verán obligados a cambiar conforme la tecnología avanza. Algunos empleos, como hemos visto, desaparecerán, y es necesario que se empiece a discutir cuáles son las medidas a tomar para combatir el desempleo. 

La velocidad a la que hoy se desarrolla la tecnología no tiene precedentes, y está modificando todas las industrias a nivel global. Las revoluciones industriales anteriores también ocasionaron incertidumbres y sobresaltos en las sociedades, resistencias a los cambios, pero sin duda dieron lugar a importantes mejoras en la vida de las personas. Es difícil pensar que estamos preparados para esto, sobre todo cuando todavía no está del todo claro cómo se desarrollarán los acontecimientos. Sin embargo, el proceso de transformación sólo beneficiará a quienes sean capaces de innovar y adaptarse.

.
.

Leave a Reply