Home > Columnas > Urge reducir el exceso de leyes

Urge reducir el exceso de leyes

NUEVO

El lunes pasado, Donald Trump firmó un decreto requiriendo que por cada nueva ley o regulación federal que se implementara, dos deberían eliminarse.  El mismo declaró al firmar este decreto que “este es uno de los más grandes e importantes actos que el país ha visto hasta ahora. No se trata que no existan ciertas regulaciones y controles pero serán normales y las personas podrán abrir sus negocios y expandirlos muy fácilmente.  A final, eso es lo que caracteriza a ese país.”

.

Creo que ha sido un decreto genial del cual debemos aprender los guatemaltecos.  Hace años que en nuestro país existen demasiadas leyes, regulaciones y reglamentos para cualquier cosa que uno quiere hacer.  No hay nada que uno quiera hacer que no esté regulado.  Por todo hay que pedir permiso, llenar licencias, formularios, etcétera.  Y resulta que en parte, por esta misma razón y lo complicado de nuestro sistema es que existe tanta economía informal y corrupción.  El chantaje está a la orden del día bajo cualquier excusa de incumplimiento de alguna regulación. 

Hace unos años leí en elPeriódico que se estimaban que nuestro país tenía más de 80 mil leyes, regulaciones y reglamentos.  Es una barbaridad.  Sugerí entonces y lo sigo proponiendo que los diputados propongan la “Ley del Ocaso” que consiste en que si después de 5 años no se refrenda una ley, regulación o reglamento esta desaparece, queda sin vigencia, automáticamente.  Esto haría que solo se utilizaran las leyes que en realidad si nos sirven, evitaría que los diputados estén todo el tiempo pensando en que nueva ley van a inventarse porque así su currículo mientras estuvieron en el Congreso aparecerá como proponentes de nuevas leyes en aparente beneficio para el país.

Las leyes, regulaciones y reglamentos deben ser mínimas y una excepción.  Deben ser generales, abstractas, y de aplicación universal.  Deben promover y no evitar que la gente actúe libremente siempre y cuando no dañe los derechos de los demás.  No debe violar los derechos individuales a la vida, la propiedad y la libertad que son fundamentales para que una sociedad pueda progresar.  El decreto de Trump es digno de imitar.  En Guatemala valdría la pena hacerlo pero por cada ley que se emita deberían eliminarse al menos 100 leyes, regulaciones o reglamentos.  Una ley así sería complementaria a la ley del Ocaso para que pudiéramos avanzar más rápidamente en la reducción de leyes.

Como explicó Trump, la idea es recortar regulaciones masivamente para las pequeñas y grandes empresas.  Adicionalmente a esto se exige que elcosto incremental de las nuevas regulaciones no deba ser mayor a cero, es decir, que las nuevas regulaciones no impongan nuevos costos a las empresas.  Estados Unidos de America reducirá sus leyes y regulaciones precisamente porque se habían disparado a tal punto que estaban dañando a las pequeñas empresas, la economía y el espíritu emprendedor.

Se está revirtiendo una época de regular y regular causando que las empresas ya no se pudieran establecer en muchos lugares.  En Guatemala hemos estado copiando esa tendencia de regular por regular evitando que empresas serias y formales puedan establecerse y desarrollarse creando valor para todos.  En nuestro país necesitamos más empresas de todos los tamaños y para ello es importante simplificar la legislación en todos sus aspectos, reducir los permisos, simplificar el sistema tributario haciendo más fácil el pago y reduciendo algunos impuestos y también las tasas actuales para promover el crecimiento económico y lograr una enorme mejora del nivel de vida de todos. 

.
.

Leave a Reply