El Siglo

Socialistas franceses van a elecciones primarias

El socialista rebelde BenoitHamon llega a la segunda vuelta de las elecciones primarias de la izquierda en Francia como sorprendente favorito ante el exprimer ministro Manuel Valls, en una votación que realineará la impredecible campaña presidencial del país. Hamon es el favorito en la votación del domingo después de conseguir el primer sitio y 36% de los votos en la primera ronda. Él plantea una alternativa izquierdista determinada y optimista. Su propuesta más comentada es un “ingreso universal” de 750 euros ($800) que se concedería gradualmente a todos los adultos.

Ahora tiene el respaldo de otro candidato de izquierda, Arnaud Montebourg, eliminado de la contienda con el 17.5% de los votos. Valls, que llegó segundo con el 31.4%, criticó las promesas poco realistas de Hamon. Hamon, quien fue viceministro de Educación y brevemente ministro de esa misma cartera, dejó el gobierno en 2014. Encabezó entonces a un grupo de legisladores socialistas que se oponían a las políticas económicas del gobierno, también socialista. “Las soluciones fallidas de ayer no tienen ninguna razón para convertirse en éxitos mañana”, dijo el jueves durante un mitin cerca de París.

El ciudadano Nassera Mohammad opina que el candidato de la extrema izquierda propone una “verdadera innovación” en la política francesa. “Ahí es donde tenemos que ir, hacia una renovación… y no estar satisfechos con los programas viejos ni con las reformas pequeñas”, agregó Mohammad, quien vive en la ciudad de Trappes, en los suburbios del oeste de París, donde Hamon fue elegido. Por su parte, Valls ha tratado de promover su experiencia como primer ministro de 2014 a 2016. Ha dicho que representa una izquierda creíble que busca un equilibrio entre el modelo social de Francia y las reformas que adaptarán al país a la globalización. “No quiero ser el candidato de los impuestos, eso lo dejo a mi adversario”, dijo Valls el jueves durante un mitin cerca de París. “Quiero ser el candidato del valor del trabajo, de los empleos, con una hoja de ruta clara y seria que ofrezca un futuro al pueblo francés”.

.
.