Home > Editoriales > Casi 800 mil niños laboran en el país

Casi 800 mil niños laboran en el país

editorial

Es preocupante saber que casi 800 mil niños se dedican a laborar en Guatemala, un fenómeno cotidiano a través del tiempo en nuestro país. En el área rural, los niños se involucran en actividades de apoyo al hogar desde muy temprana edad, lo hacen acompañando a los padres a los sembradíos, o van al mercado a ofrecer sus productos, en fin, se dedican a varias actividades.

En muchas comunidades no tienen servicios esenciales como el agua, por ejemplo, y los niños se involucran en el acarreo del líquido vital. Esto es el inicio no solo de ayuda a la familia, sino al ir al campo aprenden el oficio de la siembra, aparte de otras actividades, como la ganadería. Estos aspectos han cambiado en los últimos años porque, ante la falta de tierra para cultivar, los niños son empleados en tiendas y demás negocios, a otros con menos suerte se les compra una caja de lustre para que ganen dinero.

A esto se ven obligados los niños en nuestro país, desde hace mucho, en parte por culpa de los padres de familia que no visualizan el futuro y las consecuencias que trae concebir un numeroso núcleo familiar. En muchos casos, los niños emigran también a la ciudad, buscando un empleo, en lugar que quienes son los responsables busquen su superación educativa o los preparen con algún oficio que les permita en el futuro poner un negocio.

La cifra que dio a conocer ayer la ministra de Trabajo, Ana Teleguario, no deja de ser preocupante. Los niños deben vivir su etapa de vida como tales, y no obligarles a cumplir con faenas laborales. Pierden las etapas del juego y de la recreación, propias de su niñez y, lo más grave, pierden su vida escolar y de aprendizaje, que es vital para su futuro.

Son 790 mil los niños que laboran en todo el territorio nacional, según la ministra Teleguario, a ellos hay que agregar el más de un millón de jóvenes que ya no siguieron estudiando. Las autoridades correspondientes debieran implementar programas que permitan una mejor calidad de vida en las áreas más pobres, y buscar un mecanismo para que los niños puedan educarse, pero con un programa integral que conlleve a que su salud y alimentación sea también parte de un proceso gradual.

Estos niños y niñas serán en un futuro otra generación, pero debe estar preparada para afrontar los retos de la vida y, sobre todo, ser útiles al país. Es preocupante además que los empleen en la fabricación de cohetes y otros juegos pirotécnicos, lo que a través de los años ha provocado tragedias. En la hoja de ruta que presentó la ministra Teleguario, indica que se enfocará en los 22 departamentos, dando prioridad a Alta Verapaz, Baja Verapaz, Jalapa, Jutiapa, Zacapa, Chimaltenango, Petén y la ciudad capital. Siendo estos los departamentos que presentan el 50% de trabajo infantil en el país.

.
.

Leave a Reply